Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Jovenes Pordioseros

Alto voltaje de rock en el centro

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Ayelen Martinez

01 de Noviembre, 2018

Alto voltaje de rock en el centro

El Teatrito celebró su apertura con la presencia de Villanos, Expulsados, Jóvenes Pordioseros y Los Olestar.

En la céntrica calle Sarmiento, al 1752 y a pocas cuadras del Congreso, abrió sus puertas El Teatrito, nuevo reducto rockero que tuvo a Villanos, Expulsados, Jóvenes Pordioseros y Los Olestar como invitados especiales para la inauguración oficial del local que ocurrió el jueves 1 de noviembre pasado.

Un puñado de gente esperaba en la entrada del lugar mientras se escuchaba pasar una marcha a unos pocos metros, sobre la avenida Callao, en la que se escuchaban consignas a favor del veganismo y la liberación animal. Pocos minutos después de las 20, se abrieron las puertas para que ingresen aquellas personas que asistieron mediante un sorteo realizado por el espacio en las redes sociales días antes del evento.

Los liderados por Fernando Nicoletti fueron los primeros en pisar el escenario, en el que repasaron brevemente sus canciones más representativas como “No disparen” -del homónimo, publicado en 2000-; “Digo que sí”, de Villanos al poder (2004); el cover de un clásico de Ramones, “Yo quiero estar sedado” y cerraron con “Sin mí”, editado en Superpoderosos (2004).

Se redobló la apuesta punk tras la llegada de Expulsados, en una suerte de paréntesis de su gira por el 25 aniversario de la banda, que ya los llevó a México y Chile el mes pasado, antes de seguir por el interior del país y luego cruzar a Uruguay en febrero próximo. Descargaron una catarata de nueve canciones casi sin interrupción, entre las que se destacaron “Se fue a Berlín”, aquella lanzada en 24 horas en el cine (2002); “¿Quién soñó en tu almohada?”, del LP Cuarto para espectros  (2004); el cover “California Sun”, originalmente de Joe Jones y popularizada después por los cuatro punks de Nueva York.

Los de Banfield terminaron su set con “Tarde de sol”, de su debut discográfico lanzado en 1999. Continuó una espera que se extendió un poco más de una hora en la que se incrementó la afluencia de público en el recinto, como una alternativa más para precalentar los motores del fin de semana mientras repartían comida y bebidas. Nada mejor que amistades, cerveza y rock para un jueves a la noche.

El clímax de la noche ocurrió cuando Jóvenes Pordioseros ocupó las tablas y se encargó de recargar la energía con un despliegue que hizo festejar y saltar a toda la audiencia. Tras abrir con “Pánico”, la que da nombre a su LP de 2014, Toti Iglesias declaró: “qué bueno que se abra un lugar nuevo de rock”. Dos covers fusionados sonaron con “Potrostone”, la amalgama entre The Rolling Stones y Rodrigo, sumaron también un guiño punk que quedó perfecto para el clima de la fecha, cuando interpretaron “Espadas y serpientes”, originalmente de Attaque 77.

El cantante invitó a su propia madre a cantar “Eterno” en una verdadera declaración de amor por la que le dio su vida y se fue aplaudida por toda la sala. Continuó el repaso de más temas de distintas épocas de su carrera para finalizar con uno de sus mayores hits, “Descontrolado”, editado en Vicio (2004).

Un desfile de bandas amigas de la casa tuvo como cierre a Los Olestar y así se dejó preparado un flamante espacio para disfrutar artistas y conjuntos ya consagrados, como también para descubrir a muchas más. De esta manera se ocupó un lugar vacante para los grupos del género en esa parte de la ciudad y de sumar más opciones para disfrutar de este tipo de música.

TODAS LAS FOTOS