Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Airbag

Airbag: vivamos el momento

Cronista: Maii Kisz | Fotos: Jose Fuño

16 de Noviembre, 2018

Airbag: vivamos el momento

La banda de los hermanos Sardelli se presentó en Vorterix en un show que unió rock, blues, pop y música clásica.

Desde el comienzo del recital, Airbag dejó en claro que los protagonistas de la noche iban a ser los instrumentos. El público comenzó a gritar apenas sonaron los primeros acordes y retomaron, con más intensidad al finalizar la obertura instrumental. Así fueron los primeros instantes de un show que la banda de los hermanos Sardelli anunció con sólo una semana de anticipación y logró llenar el Teatro Vorterix la noche del viernes 16 de noviembre.

Al abrirse el telón, el sector del público se iluminó con luces rojas que, en forma de láser, se propagaron desde el escenario tiñendo el lugar. Mientras tanto, la gente ya había reconocido los primeros acordes de "Revolución" y acompañó tanto con las voces, como agitando remeras y linternas de colores.

Durante el recital, la banda se caracterizó por la versatilidad de sus músicos a la hora de desenvolverse sobre el escenario. Tanto Patricio como Guido, pasaron por guitarra, voz y teclado. Gastón se mantuvo en el bajo y sumó su voz al micrófono haciendo los coros. La seguridad que mostraron a la hora de tomar las riendas de diferentes instrumentos, se sentía también en los movimientos sobre el escenario. Caminatas de un lado al otro y momentos al límite de la tarima, lo más cerca posible de la gente que devolvía cada gesto gritando.

El vestuario de la noche mantuvo el estilo glam que los caracteriza, pero dejaba lugar a las singularidades. Patricio con campera de jean y un gorro, que por momentos cambiaba por su ya tradicional sombrero negro. Guido con remera blanca y pantalón negro, pelo rubio cuidadosamente desordenado y pulseras plateadas. Y, por último, Gastón con una remera negra estampada al frente. La puesta se completó con la presencia constante de batería y teclados a cargo de dos músicos que acompañan a la banda. Teniendo esa base siempre presente, lograron mayor libertad a la hora de realizar los cambios de instrumentos y voces.

En la lista hubo espacio para materiales de los últimos tiempo, tal es el caso de "Como un diamante", "Vivamos el momento" y "Tu banda", así como también para clásicos de todos los tiempos. A mitad del show empezó a sonar en el teclado "Para Elisa", de Beethoven, que funcionó como introducción a "Tu nombre". Ese no fue el único momento instrumental de la noche. Casi llegando al final, un ritmo blusero invadió el lugar durante diez minutos. “La semana que viene vamos a presentar un nuevo single”, anunció Patricio, confirmando que siguen trabajando mucho en el estudio de grabación y, tras el aviso de lo nuevo, volvieron 14 años al pasado para recordar una de las canciones que supera la barrera temporal y no pierde vigencia: "Solo aquí". El cierre del show contó con papelitos plateados lanzados desde los costados del escenario hacia el público mientras sonaban los últimos acordes de "Mi sensación".

Cambiar de roles dentro de un grupo no es fácil. Que los musicos de Airbag logren dar espacio a sus compañeros (y hermanos) para que dejen sus lugares originales y se introduzcan en diversos espacios musicales; que puedan ceder el estilo de la guitarra dentro en algunas canciones o la voz principal y mantener de todos modos la estética que los caracteriza, es algo que resulta necesario destacar. El hecho de que Airbag pueda lograr compartir estas experiencias, sin descuidar las subjetividades ni el producto final, parece ser una buena manera de no volverse monótonos tras 14 años en la música.

TODAS LAS FOTOS