Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Juanse

Quiero darte lo mejor

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Ayelen Martinez

16 de Febrero, 2019

Quiero darte lo mejor

Juanse ofreció junto a su grupo un extenso show en La Trastienda, en el que interpretó las canciones de Stéreoma, su último disco de estudio, y repasó buena parte del repertorio de Ratones Paranoicos.

Bajo la consigna “Grandes éxitos”, Juanse convoca a su primer show porteño de 2019. Quienes se acercan a escucharlo junto a su banda en el barrio de San Telmo saben perfectamente qué esperar de este artista con más de tres décadas de recorrido sobre sus hombros, lo que no mengua la pasión y la entrega que demuestran en la previa y sobre todo durante el concierto. El líder de Ratones Paranoicos anticipa desde el comienzo una velada con muchísimos temas, y después de dos horas y media y una lista de más de 30 canciones, queda claro que cumple con lo prometido.

El inicio con “Ceremonia en el hall”, seguido de “Energía” y “Dormiste sola”, marca el camino que recorrerán el artista y los suyos durante el resto de la noche: el repaso por parte del repertorio paranoico, combinado con algunas composiciones de sus primeros discos solistas y buena parte de su último trabajo, Stéreoma (2018). Con la compañía de una banda absolutamente ajustada en todas sus líneas, lo que destaca por sobre todas las cosas en La Trastienda es la faceta de Juanse como guitarrista: moviéndose de un lado a otro del escenario, muy cerca de sus fans, el músico ejecuta prolongados solos que pueden ser viscerales como en “Boogie” y “Ruta 66”, o más bien sutiles en el caso de la balada “Slipping Away”, el homenaje del argentino a The Rolling Stones.

De excelente humor, Juan Sebastián Gutiérrez bromea con los músicos, imita a su querido Charly García a la hora de presentar “Mustang Roll” y cuando parte del público corea sobre un deseado retorno de los Stones el próximo año, sentencia: “¿Te parece con el dólar como está? ¿A quién podemos traer?”. Una interesante novedad, promediando al show, es la inclusión de canciones de Ratones Paranoicos que habitualmente no forman parte de su setlist, como “En la alfombra”, perteneciente a Tómalo o déjalo (1990), “Tiffany´s” y “Perro loco”, ambas de Hecho en Memphis (1993).

“Voy a llamar a una de las personas más alucinantes que hay. Todos los días va a visitar a Pity Álvarez, y siempre está al lado de quienes lo necesitamos. ¡Señores, el cura rockero! ¡Para que vean que la fe también hace rock and roll!”, dice Juanse, y el Padre César, en el centro del escenario, se hace cargo de la voz y el teclado en “Pastillas”. La temperatura del local se eleva cada vez más de la mano de “Una noche no hace mal”, “El hada violada” y “Rock del gato”, mientras que en “La nave”, la guitarra acústica de Gori y los arreglos vocales de Boconas le agregan nuevos matices a uno de los puntos altos de la noche.

Después de darle rodaje a sus composiciones más recientes, como la pegadiza “Elizabeth” y la bellísima balada “Perdoname”, llega el vendaval de clásicos, que incluye “Rock del pedazo”, “Para siempre” –con un gran trabajo de Ernie Salas en guitarra- y la marcha hipnótica de “Girando”. La energía arrolladora de “Cowboy” y “Líder algo especial”, los temas que cierran el concierto, muestran a un grupo en excelente forma, con la fuerza del comienzo, comandado por un guerrero de mil batallas que se autoimpone la misión de preservar un legado de grandes canciones de rock and roll y al mismo tiempo cuenta con un puñado de nuevos temas que demuestran que aún queda cosas por expresar.

En la noche de La Trastienda, Juanse y su banda se despacharon con un concierto poderoso, que mantuvo un clima celebratorio de comienzo a fin y que demostró cómo se articulan con naturalidad éxitos que ya cuentan décadas con recientes composiciones. Rock and roll, funk, boogie y baladas son parte del surtido que convida un músico más sereno sobre el escenario que en otras épocas, pero que mantiene intacta su entrega en cuerpo y alma a la música que ama.  
TODAS LAS FOTOS