Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Boom Boom Kid

The bombón for the kid

Cronista: Gentileza: Jose Alberto Ferrentino | Fotos: Beto Landoni

29 de Diciembre, 2005

The bombón for the kid

Celebrando, para aquellos católicos, la navidad, Boom boom kid se presentó en El Teatro de Flores. Con un lleno total y un delirio sin igual tocaron durante una hora festejando, porque no, el cierre de un año de crecimiento musical y popular

Decir que un 25 de diciembre es navidad, no es ninguna novedad. Pero si a eso le sumamos la locura desenfrenada de una banda muy especial y el ánimo festivo del público, obtenemos, cual método cartesiano, una navidad distinta, a la usanza del cantante de la banda Carlos Rodríguez, ex integrante del grupo Fun people.

Con mucho calor dentro del recinto, con mucha gente aguardando la aparición de la banda y con unas particulares estrellitas sujetas al techo del lugar imitando una especie de galaxia, Boom boom kid salió al escenario con el tema “Take over” y consecuentemente tocó “Middle”. Me gustaría detenerme antes de seguir relatando los hechos y tratar de explicarle a usted - quien se encuentra del otro lado del monitor leyendo la crónica- la cantidad de gente que subía al escenario y con gran euforia saltaba nuevamente hacia la zona de batalla (conocida como campo).

Sucede que el ex fun people y compañía, piden en cada show a los organizadores, que quiten las vallas de contención, es por eso que la muchachada se ve libre para hacer y deshacer a su manera.

Tras sonar los primeros tracks, el cantante saludó al público, lógicamente, agradeciendo y con una risa similar al de un Papá Noel convencional.

Pero el show siguió y Nekro Rodríguez, cantante de la banda, comenzó a realizar su propia actuación. Es indescriptible la cantidad de cosas que realizó este hombre, pero pondré especial esmero para manifestarlas.

Decir que le daba el micrófono a la gente del público es poco comparado con los hechos posteriores ya que se dedicó puntualmente a entretener a la gente con sus payasadas y demás acciones.

En el tema “Touch me” se colgó del caño de luz y empezó a hacer abdominales mientras posaba para la cámara de nuestra revista, como buscando una nueva pose. Hecho seguido, desenfundó con un pomo de espuma navideña y comenzó a atosigar a sus compañeros con el mismo, y hasta dibujó en uno de sus amplificadores el signo del Peso argentino.

Tras regresar del parate musical con el tema “Mother earth” se acercó hacia nuestro fotógrafo, le quitó la cámara y sacó una foto a la banda (señor Landoni, he decidido que aparezca en una nota.).

Pero él no fue el único demente, su compañero y guitarrista, Ignacio Rezzano, se subió en varias oportunidades a uno de los amplificadores puestos en el escenario, alcanzando una altura de tres metros, aproximadamente, importante en una eventual caída.

Una acción llamativa se dio promediando el recital, cuando un individuo arrojó un fuego artificial en medio de la gente, provocando la explosión del mismo y de los hombres de seguridad. El petardo explotó, pero los últimos actuaron con gran rapidez y practicidad, llevándose al joven fuera del lugar. Tras finalizar la canción en cuestión, otro joven del público tomó el micrófono y pidió a los demás serenidad y calma.

Con el tema “Ride on” dieron cierre al corto reciral, pero Nekro, decidió hacerlo a su manera. Tomó una tabla de surf y la gente lo acompaño sosteniéndolo por debajo, durante unos minutos, simulando a un surfer en pleno Australia...Pero este tiene buen equilibrio.

Si tanto énfasis puse en la tarea actoral de los músicos fue porque musicalmente ofrecieron muy poco...Su idioma inglés no es muy bueno, quizá sí lo hablen bien, pero para tocar rápido, a su manera no sive. De todas maneras el recital fue más que aceptable. Como la publicidad de Kohinoor...“Poderoso el chiquitín”.
TODAS LAS FOTOS