Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cultura Profética

Cultura Profética: esa libertad soñada

Cronista: Maii Kisz | Fotos: Alan Guex

19 de Febrero, 2019

Cultura Profética: esa libertad soñada

La banda puertorriqueña pasó por Museum en el marco de su gira internacional, Qualia, y le puso reggae a una calurosa noche de martes.

Un puesto de Voicot.com que predicaba "Basta de matar animales" recibió al público que ingresaba a Museum a la espera de Cultura Profética sobre el escenario. A las 22 horas la banda se acomodó en la tarima, las luces se apagaron, la pantalla ubicada al fondo del espacio escénico mostró el nombre del grupo y, recién entonces, comenzó el reggae que sonaría las siguientes dos horas y media.

No se consigue amor bajo obligación”, afirman desde "Baja la tensión", el tema encargado de encender en el público el baile que duraría hasta el día siguiente. Calidez, libertad, amistad, danza y un calor agobiante fueron las sensaciones que acompañaron una noche que, además de música, transmitió ideales claros y diversas historias. "Yo se que esperan que pase música y no hable de política, pero somos hermanos y tenemos que hablar", dijo Willy Rodríguez, cantante de la banda, tras hacer referencia a la situación que está viviendo Venezuela. Esas palabras fueron la premisa de “Le da igual”, canción que afirman hacer compuesto pensando en Puerto Rico, pero que actualmente recuerda a la situación de muchos otros países. "Son chamuyos políticos. Venezuela está viviendo algo muy feo y tiene que salir, pero no puede esperar que los mismos que están al poder la saquen", culminó el artista y despertó en el público el conocido "¡Mauricio Macri la puta que te parió!".

Hubo poco silencio a lo largo del recital. Las primeras canciones se interpretaron enganchadas y la segunda mitad del show tuvo anécdotas sobre cada tema. Durante las más de dos horas de espectáculo, en la pantalla se mostraron imágenes que aludían a la naturaleza: líneas creciendo en forma de raíces, una esfera coloreada similar al planeta tierra y un fondo negro con puntos blancos que recordaban al universo. El espacio mismo de la acción, Museum, resultó adecuado para la cantidad de gente que asistió al evento y disfrutó tanto desde abajo del escenario como en los balcones de las dos plantas superiores que posee el local. El sonido se apreció con excelente calidad, incluso cerca de la puerta de salida, donde muchas personas se ubicaron en busca de un poco de aire mientras disfrutaban el concierto.

No soy pianista, pero hace un tiempo me compré un piano y salió la nueva versión de ‘Ilegal’”. Así, con el teclado listo, sonó la versión que dieron en llamar “Hasta la noche”. Tanto este tema como “Love and happiness”, cover de Al Green, serán publicados en Spotify el 27 de febrero. Por este motivo Willy pidió que todavía no las compartan en las redes sociales. “Cuando hacemos música primero pensamos en nuestros sentimientos. Por eso nos sale tan sincera”, reflexionó el cantante agradeciendo al público, y anunció una nueva versión de “De antes”. Canciones como “La complicidad”, “Ritmo que pesa” y “Sube el humo” también formaron parte del repertorio de la noche.

A las 12 en punto, las luces se encendieron y la banda dejó el escenario. Mucha gente se fue del lugar mientras otra se apropió del momento para cantar con más fervor en aliento a la banda. Al show le quedaba otra media hora en la que sonaron temas como “Sin ti”.

El concierto resultó un espacio de encuentro para el público y un momento de disfrute a mitad de semana. El calor fue un punto en contra para el evento, ya que el espacio contaba con poca ventilación. Esto no perjudicó la calidad sonora de la banda, que mantuvo un nivel impecable durante todo el espectáculo. Cultura Profética, que cuenta con 22 años de carrera, demostró con hechos sus propias declaraciones: “Hacemos música para divertirnos”. Sin duda, lograron transmitir ese sentimiento al público.
TODAS LAS FOTOS