Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Lacrimosa

El viaje en el tiempo de Lacrimosa

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Diego Carnevale

29 de Marzo, 2019

El viaje en el tiempo de Lacrimosa

El dúo volvió a nuestro país para repasar los mayores éxitos de su carrera, en el marco de su gira mundial Time Travel, con un Teatrito absolutamente completo.

Una nueva visita de la banda fundada por Tilo Wolff hace casi 30 años tuvo lugar en El Teatrito, ese céntrico predio de la calle Sarmiento. El preludio comenzó durante las últimas horas de la tarde con el soporte local de Mandoble, quienes mostraron su potente metal sinfónico mediante la notable voz de Melitza Torres y sus secuaces para preparar el ambiente.

Con total puntualidad, un video con imágenes de planetas, galaxias y estrellas, intercalado con las fotos del grupo en diversas épocas sirvió como introducción al show. Se observaba una leyenda que anunciaba el viaje a través del tiempo y de la historia del dúo fundado en 1990 por Wolff, al que se unió Anne Nurmi en 1993 y se mantiene hasta hoy. Tal como se mencionaba en dicha filmación, lo que se estaba por vivir era una experiencia única.

Tan pronto como empezó “Ich Bin Der Brennende Komet” -simple publicado en 1996-, el pogo estalló en la parte central de la sala, mientras el vocalista circulaba por el escenario. Luego éste agradeció -en inglés- al público por venir, le dio la bienvenida a esta fecha especial del tour que los trajo a la “hermosa Buenos Aires” y anunció el siguiente tema, “Nach der Sturm”, de su más reciente trabajo de estudio, Testimonium (2017).

Una audiencia feliz por la visita del grupo se vio reflejada no sólo por el enérgico mosh presente durante casi toda la performance, sino también por los diferentes cánticos y efusivos aplausos a los dos integrantes principales en reiteradas ocasiones, que también se extendió a todos los músicos que los acompañaban.

Esos gestos no pasaron desapercibidos y fueron devueltos con arengas a los/las presentes por parte del cantante, que en diferentes momentos trajo dos banderas: una argentina y otra con el característico logo de Lacrimosa. Todo fue tal que, hasta sacó una foto con su celular a todo el público, en una clara muestra de su notoria gratitud por el apoyo local.

La extensa lista elegida para la fecha repasó diversos exponentes de su discografía, tales como Inferno (1995) -de la que resaltó la poderosa “Copycat”-, Stille (1997), Fassade (2001), Satura (1993) -tanto la que da nombre a la placa como “Alles Lüge”, Hoffnung (2015), Elodia (1999), entre otros. También sonaron “Seele in Not” de su debut de 1991 -Angst- y uno de los tres temas nuevos que acaban de publicar en el compilado Zeitreise el 22 de marzo pasado, “Im Schatten Der Sonne”.

Quienes pudieron asistir al único concierto en nuestro país programado en la gira de esta agrupación, vivieron una verdadera travesía en la historia de una de las bandas que desde la más absoluta independencia y con la mayor parte de sus canciones en su alemán original supo conquistar el mundo. Con shows cargados de una potencia visual notable -como el de esta ocasión- supieron ganarse un séquito muy importante de fans en estas tierras. Un grupo que desde hace tiempo se volvió en el referente del metal gótico internacional.

TODAS LAS FOTOS