Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Vetamadre

Mucho más de lo que ves

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Cynthia Ascani

04 de Abril, 2019

Mucho más de lo que ves

Vetamadre presentó la totalidad de su segundo disco en La Tangente, como previa al lanzamiento de su próximo trabajo.

La banda encabezada por Julio Breshnev se embarcó en un ciclo que consiste en un viaje hacia el pasado, para luego regresar al presente cuando se publique su nueva placa Incomunicación (2019). El concepto de ese recorrido toma tres hitos de su discografía e implica tocar cada uno de ellos de principio a fin. En esta ocasión el elegido fue Libérenme, segundo larga duración editado en 2002 que ocupó la mayor parte de la lista, cuyos doce temas fueron interpretados de la misma manera en que quedaron plasmados en esa obra.

LedmiGarash fue el soporte de la noche -el proyecto solista de Javier Tommasi-, en el que sólo con la ayuda de sintetizadores y una guitarra preparó el ambiente mediante la combinación de diversas texturas y sonidos. Esa mezcla abarca un amplio espectro musical en el que se pueden apreciar el pop, el trip hop, folklore y hasta stoner. Entre las canciones de su autoría se destacó además una interesante versión de “Burn the Witch”, de Radiohead.

Pocos minutos después, Vetamadre se ubicó en las tablas para comenzar con el primer concierto de los tres que se desarrollarán en ese espacio de Palermo. A partir de “Ser humano” en adelante quedó demostrada la potencia que los caracteriza y además tuvo la presencia de Rodrigo Monte -el hijo del bajista- como segundo guitarrista en diversos temas, por ejemplo, en “Hombre fantasma” y la que da nombre al trabajo, cuya versión original de estudio contó con Ricardo Mollo en las seis cuerdas.

Marcelo “Coca” Monte introdujo a la segunda invitada de la noche, Guada Pásty; colega, luthier y creadora del instrumento utilizado por el músico en esa misma fecha. Las ocho cuerdas graves sonaron al mismo tiempo en “Casi todo” y reforzaron así una base notoriamente sólida. Pero no todo quedó estrictamente anclado en tiempos pretéritos. Tres adelantos de su siguiente LP -que ya fueron publicados digitalmente entre noviembre de 2018 y febrero de este año- sirvieron como pasaje de vuelta al presente, la poderosa “Nubes naranjas”, seguida por “El tiempo se va” y “Lo que siento”.

El agradecimiento del cuarteto hacia un público que demostró reiteradas veces su admiración y cariño por el grupo quedó cristalizado con una foto de toda la concurrencia a la que le regalaron una canción más de su debut editado en 1999, “Ruido del mundo”, aquella pista que abría el álbum homónimo y sirvió como una reinauguración del conjunto con un estilo que no sólo se afianzó, sino que se reforzó hasta la actualidad.

Si bien el origen de la banda se remonta hacia mediadios de los años 80 -pero con otro nombre y formación-, la configuración actual que se gestó a finales de la década del 90 ha mostrado una solidez que no hizo otra cosa más que fortalecerse a través del tiempo. Esta primera fecha del tríptico de discos dio cuenta de ello y representó una interesente perspectiva como una mirada al pasado para avanzar hacia el futuro. 

TODAS LAS FOTOS