Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Coti

Bailemos

Cronista: Maii Kisz | Fotos: Candela Glikin

27 de Abril, 2019

Bailemos

Riffs bluseros, rimas y canciones de amor romántico coparon Vorterix la noche del pasado sábado 27 de abril, de la mano de Coti y Los Brillantes.

Los Brillantes, vestidos completamente de rojo, fueron los primeros en salir a escena. Estaban sobre el escenario cuando se abrió el telón. Enseguida llegó Coti, vestido con saco y sombrero color crema que hacían juego con el pantalón y la camisa blanca. Su entrada al escenario despertó, por parte del público, una ovación que enseguida se transformó en voces que se sumaron a cantar “Malditas Canciones”, tema elegido para abrir el show.

En las dos horas de recital no faltaron los clásicos como “Nada fue un error”, “Andar conmigo” y “Bailemos”, pero también hubo lugar para novedades. “Queremos cantar una canción que no tocamos nunca. Es casi inédita”, anunció el cantante y contó que el tema que iban a realizar a continuación formó parte del disco Malditas Canciones, un material que, según afirmó el músico desde el escenario, casi se pierde pero, por suerte, hace poco lo pudieron recuperar y reeditarlo para Spotify. Así arrancó “Las Penas”.

El estribillo popero, repetitivo y fácil de recordar, fue lo que permitió que el público aprenda parte de la canción y el final del tema se pueda realizar con todos los músicos en fila al borde del escenario, de forma acústica y acompañado por todos los presentes en Vorterix. El formato acústico se mantuvo para “Tu Nombre”, que fue entonado a dos voces junto con la tecladista de Los Brillantes.

Entre canción y canción había aplausos y ovaciones. “Coti te queremos”, gritó un niño que se encontraba disfrutando el recital sentado a upa en la parte delantera de la barra y despertó un suspiro que recorrió todo Vorterix. El público no paró de cantar, bailar y hacer palmas al ritmo de la música durante todo el recital.

La escenografía fue simple, dejando el protagonismo a los músicos, músicas e instrumentos. Los artistas rodeaban a Coti y el medio del escenario quedó libre para que el cantante y su invitado o invitada, dependiendo el tema, puedan caminar o bailar. La primera visita fue Lula Bertoldi, de Eruca Sativa, quien sumó su voz y guitarra a “Está Sangrando”, canción que habla de las diferencias sociales de dos personas que nacieron a la misma hora y en el mismo país, como contó Coti antes de empezar a tocar. Temas más tarde sonó “El privilegio de los corazones rotos”, que contó con el segundo artista invitado: El Ruso, de Conociendo Rusia.

Promediando las 23 las luces se apagaron y la banda dejó solo al baterista para deslumbrar con un set que dio inicio al fin del recital con una tríada que dejó al público vitoreando y bailando: “Soledad”, “Lento” y “Otra vez”. “Gracias Buenos Aires”, se despidió Coti y, reverencia grupal de por medio, dio fin al espectáculo.

Los riff de guitarra tuvieron especial protagonismo en el show y dejaron al descubierto, con sus constantes apariciones, el profesionalismo y la calidad de los músicos que estaban sobre el escenario. Si bien los solos de las cuerdas destacaron, ninguno de los instrumentos quedó atrás y Los Brillantes se lucieron. Coti, al frente de esta banda, supo conducir los diferentes momentos llevando al público por diversos climas y trayendo del pasado y del presente temas de su autoría que forman parte de la cultura popular. Lo único que parece haberse quedado en el pasado es parte de la letra de “50 Horas” que proclama que no puede ser que una mujer esté tan sola con lo buena que está. El recital transcurrió sin contrariedades ni sorpresas y con una calidad digna de un artista que lleva 25 años creciendo en el ámbito musical.

TODAS LAS FOTOS