Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Juan Rosasco en Banda

Nunca se acaba el amor

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Jose Fuño

27 de Abril, 2019

Nunca se acaba el amor

Juan Rosasco en Banda presentó su nuevo EP Mañanitas con un gran show en La Tangente. Buenas canciones y compromiso.

El poder de la canción está vivo en manos de Juan Rosasco en Banda. El ahora cuarteto regaló una noche de calidad y calidez musical que mereció cada uno de los aplausos por parte del público que llegó a La Tangente para disfrutar de grandes canciones.

La presentación del nuevo EP Mañanitas (2019) fue la excusa perfecta para que empiecen a entremezclarse las tres novedades con piezas de toda su discografía que ya lleva cuatro discos y dos EPs. Así, la aparente alegría de “Azul violeta” se coló entre el comienzo épico de “Calabaza” (Niebla de Otoño, 2018), la simpleza de “Oscurito” (del homónimo de 2005) y la frescura de “Milanesa” (Cuentos Para Coleccionar, 2014).

La primera invitada de la noche fue Fernanda Mores, quien maravilló con la polenta de su voz para dejar a todo el lugar hipnotizado durante “Borrosa”, que luego movió las cabecitas al son de “Luciérnaga”. Minutos más tarde volvería a escena para embellecer la oscura (en letra y en música) “Canción para Teté”, donde se lució la ejecución instrumental de toda la banda, con una musicalidad de alto nivel.

Entre medio, el cantante y pianista Juan Rosasco quedó solo en escena para dejar su mensaje de apoyo a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo de la mano de “Tu revolución”,  en la que se enorgulleció de tener esas palabras para contarle a su sobrino o a su hija Roma quienes son estas luchadoras.

La primera gran arenga desde las sillas y mesas llegó con “Niebla de otoño”, uno de las mayores hits de la banda que precedió a un nuevo momento de calma e invitados: Walter Piancioli y Raúl Ruffino de Los Tipitos subieron a escena para cantar “Un río a mis pies”, otro debut del nuevo trabajo. Tras las cancioneras “Ningún Caribe” y “El club de los hombres nuevos”, los invitados volvieron para el final explosivo.

La canción que da nombre al nuevo EP es el último corte de difusión y obligó a las palmas de todos los presentes, que esperaban para cerrar con la super coreada “Hipnosis”, especialmente en el estribillo final de palmas, bombo de batería y La Tangente entera cantando “se detiene el reloj si se acaba el amor, y no hay nada peor que la desesperanza, porque nada te alcanza pero es todo ilusión, porque nunca se acaba el amor”.

Las agujas de Juan Rosasco en Banda parecen estar más vivas que nunca moviéndose al ritmo de un tic tac incansable. El grupo continúa creciendo paso a paso y regalando nuevas canciones que de a poco se entrometen en el cancionero de cada vez más gente. La clave es la de siempre: grandes composiciones ejecutadas a la perfección. Y siempre un mensaje positivo y comprometido con la realidad social de nuestro país. Dentro y fuera de la cancha. Nada más y nada menos.

TODAS LAS FOTOS