Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Andrea Álvarez-Richard Coleman

Réquiem para el Rock

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Barbara Sardi

31 de Agosto, 2019

Réquiem para el Rock

Andrea Álvarez y Richard Coleman demostraron en Niceto Club por qué el Rock ha muerto (otra vez).

Una relación artística y de amistad es la que une a Andrea Álvarez y a Richard Coleman desde hace mucho tiempo. Por eso, era momento de unir fuerzas en vivo mediante una noche en la que aprovecharon para mostrar sus respectivos proyectos en el conocido recinto de Palermo colmado de fans, quienes esperaban saber de qué se trataba el irónico nombre que le pusieron al espectáculo.

El primer turno fue para Álvarez, que mediante una lista de diez poderosas canciones mostró gran parte de su último trabajo registrado al día de hoy, Y lo dejamos venir (2015). De esta placa sonaron la que le da nombre, además, "Te lo juro", "Vende humo", "Vamos viendo", "R U Fucking with Me?", entre otras. También trajo a la velada algunos tracks de sus anteriores discos, como "Sapo" -de Doble A (2008)- y "Te maté porque sí", de su debut autotitulado y publicado en 2001.

"Estamos muy felices porque hoy festejamos el rock, la resistencia, por los que están y por los que no. Será una noche maravillosa y ya empezó a serlo gracias a ustedes", enfatizó la baterista antes de finalizar su set con "Se pudre todo", y dejar en claro que la potencia que ella y sus secuaces, Lonnie Hillyer en el bajo y Tomás Brugués en las seis cuerdas, es garantía de volarle la peluca a quien se encuentre delante de semejante tsunami sonoro.

Tras una gran ovación del público, siguió rápidamente el segundo segmento, en el que la música volvió al escenario, pero acompañada únicamente de su amigo Richard y su guitarra. En formato de dúo tocaron tres covers de dos bandas y un solista claves en el repertorio del rock argentino. "Gracias por venir al servicio, hay muchas cosas buenas para decir del difunto", ironizó el ex 7 Delfines antes de poner su voz en "Sucio y desprolijo", de Pappo‘s Blues. La ex Rouge hizo lo propio en "Post-crucifixión" de Pescado Rabioso, y su amigo cantó "Uno entre 1000", compuesta originalmente por Gustavo Cerati.

Tras una lectura acerca de las ideas que el propio Nick Cave alguna vez escribió a un fan acerca del género que nos ocupa, la parte final del servicio quedó a cargo del ex Fricción, en la que abrió con "Desechos cósmicos", de su más reciente álbum, F-A-C-I-L (2017). "Bienvenidos al Trans Siberian Express", dijo el músico para introducir su proyecto con "Fuego", una de las tantas pistas que interpretó de Incandescente (2013), a las que sumó la que da nombre a dicho trabajo, "Corre la voz" y "Como la música lenta".

De su primera agrupación rescató "A veces llamo", mientras que del grupo que armó en los ‘90 -Los 7 Delfines- tocó "Tuyo", editado en el disco Nada memorable, de 1993. Dos canciones de su debut solista de 2011 -Siberia Country Club- completaron la lista hasta que finalizó con otra de su último LP, "Días futuros". El artista agradeció nuevamente a la audiencia por estar allí en esta oportunidad y sentenció, "esta reflexión es un chiste, pero que tiene algo de verdad, como toda broma".

Un recital en el que Andrea Álvarez y Richard Coleman desplegaron toda su creatividad, su destreza en vivo y dejaron en claro que más allá de la humorada, “mientras haya disconformidad con el presente, (el Rock) seguirá existiendo”, según declaró la baterista a este medio pocos días atrás. Además, sin importar que cambien los espacios donde se presenten las bandas del género, los formatos, el recambio de fans, siempre estará vigente y resurirgrá constantemente.

TODAS LAS FOTOS