Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los amigos invisibles

"¡Empieza la fiesta!"

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Gentileza: Prensa

06 de Septiembre, 2019

"¡Empieza la fiesta!"

El grupo venezolano visitó nuestro país en el marco del "Tócamela Tour" y repasó su discografía en un Museum agotado.

Luego de haber tocado en varios países del continente, Los Amigos Invisibles llegaron a la Argentina en el marco de la gira bautizada con el nombre de su más reciente simple de 2019. Como grupo invitado estuvo La Garfield (originario de México), que mostró su particular sonido, una mezcla de funk con pop, rock, jazz y hasta armonías soul, mientras la audiencia completaba la capacidad del recinto de la calle Perú.

Después de una introducción instrumental, Los Amigos Invisibles hicieron su aparición en el escenario con los gritos y arengas de un público enloquecido -potenciado mediante una fuerte presencia de compatriotas- por verlos en estas tierras australes, como la preparación perfecta para el baile y la celebración del fin de semana.

Muchísimas gracias por haber venido panas. ¡Empieza la fiesta!”, agradeció y sentenció el cantante Julio Briceño. Tras el estallido de aplausos, siguieron con el medley que unió cuatro canciones procedentes de diversos puntos de su catálogo, “Amor”, “Yo no sé”, “Dulce” y “¡Qué rico!”, una síntesis que muestra de qué viene esa mezcla tan especial de su obra, que gravita entre ritmos caribeños y una fuerza funk cada vez más notoria, matizados con un irónico sentido del humor.

Otros exponentes de su carrera fueron “Dame el mambo”, “Sexy”, “Mujer policía”, “Cuchi cuchi” -con una intro de “Barbie Girl” del grupo pop noruego Aqua-, estas últimas registradas originalmente en el disco Arepa 3000: A Venezuelan journey into space (2000). Luego de que Briceño invitara a “quitarle el frío a Buenos Aires”, siguió otro tema con un falso inicio, en este caso con el de “Start Me Up” -de los Rolling Stones- enganchado con “Viviré para ti” y, luego, “Mentiras”, ambas de Commercial (2009).

El calor caribeño se instaló en el enorme predio de Monserrat, mientras toda la concurrencia no sólo bailaba y saltaba con cada una de las canciones, sino que cantaban las letras superando al vocalista de la agrupación en reiteradas oportunidades. El éxtasis con la música de los venezolanos demostró que la fiesta estaba en su punto máximo.

Los primeros acordes de “Smells like teen spirit”, de Nirvana, fueron un chiste que dio lugar a los bises. Sonaron “La que me gusta” -que incluyó el inicio de “Take on me”, de A-Ha-, una versión en clave de salsa del histórico hit creado por el trío que encabezaba Kurt Cobain y finalizaron con otra pista de su tercer álbum de estudio, “El baile del sobón”.

Con la alegría de sus canciones, Los Amigos Invisibles calentaron el invierno porteño y desataron una verdadera fiesta ante un Museum colmado por fanáticos de todo el continente.

TODAS LAS FOTOS