Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Led Ladies

Viaje al Valhalla

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Lucas Iborra

12 de Septiembre, 2019

 Viaje al Valhalla

Led Ladies festejó sus 10 años de tributo a Led Zeppelin con un show demoledor en Niceto Club.

Hace 10 años, la baterista Silvana Colagiovanni inició un proyecto para que cuatro mujeres toquen canciones de Led Zeppelin. En un momento, admitió, pensó en dejarlo, hasta que escuchó la voz de Leticia Lee, la habilidad de Luciana Torfano con la guitarra y la potencia del bajo de Ariana Falcó.

Por suerte no desertó, y Led Ladies dio un show demoledor en Niceto Club para festejar sus 10 años, con incontables invitados y mil matices. Además de músicas, son fervientes militantes de la ley de cupo femenino en los shows de rock. Y si algo no faltó el jueves en Niceto fueron mujeres arriba del escenario.

Tal es el caso de Red Bullet, cuarteto que inició la velada. Con la potente voz y la actitud de Lulia al frente, se despacharon con originales versiones de clásicos ochentosos/noventosos. Por su repertorio pasaron “Psycho Killer” de Talking Heads hasta una versión rockera de “Everybody” de Backstreet Boys. La cantante sacó su costado más arengador para “I Love Rock n’ Roll” con una coda de “We will rock you” de Queen. Por su parte, los muchachos de Out Of Mind hicieron que el escenario no deje de sonar nunca y presentando canciones de su nuevo disco Siete (2019), tocaron canciones propias con melodías más oscuras como “Nena Fría”.

El telón se volvió a abrir otra vez a las 22 horas para que inicie el festejo de las señoritas de Led. El repertorio arrancó con una rareza “We’re gonna Groove”. Pero ipso facto los clásicos zeppelianos “Kashmir” –de Physical Graffiti, 1975-, y “Black Dog” –de Led Zeppelin IV, 1971- hicieron temblar las paredes de Niceto. “Todo por amor a Led Zeppelin...”, alcanzó a saludar Leticia Lee.

El recital estuvo cargado de detalles. La puesta en escena tendría preparadas muchas sorpresas para la noche, y en lo musical, un cuarteto de cuerdas acompañó varias canciones como también lo hicieron el trío de vientos del grupo femenino La Negra Nieves.

“Moby Dick” fue una prueba de fuego para Colagiovanni, pues se trata de uno de los solos de batería más famosos de la historia del rock. De más está decir que lo ejecutó con la técnica salvaje con la que John Bonham lo interpretaba además de añadirle una impronta propia. Ovación más que merecida para ella.

Otra joya, “When the Leeve Breaks”, fue interpretada con la pulsión del bajo de Falcó y la maestría de las seis cuerdas de Torfano, mientras Colagiovanni castigaba los parches. Jimmy Page y John Paul Jones hubiesen estado orgullosos. Por momentos Leticia Lee bailaba con los movimientos de Robert Plant y hasta se atrevió a disparar gritos sin micrófono demostrando un rango vocal fuera de serie.

Hubo tiempo para invitados de lujo. Juanchi Baleirón cantó el cuasi-reggae "D‘yer Mak‘er" –de Houses of the Holy, 1973– a lo que cabe preguntarse: si fuiste a un show en Capital y no apareció Juanchi Baleirón, ¿realmente fuiste a un show en Capital? Por su parte, Javier Malosetti hizo lo suyo con su bajo en “Rock n’ Roll”, creando una pared de sonido impenetrable junto a Falcó.

El final trajo las emociones más fuertes. “In my time of Dyin’” sumó cuatro mujeres haciendo rock pesado, más un cuarteto de cuerdas, sumadas a la guitarra acústica de Chipi Chipi, Sandra Vazquez en armónica y un coro góspel integrado enteramente por mujeres. Todas ellas se quedarían para “Stairway to Heaven”, una de las canciones más hermosas jamás escritas en la historia del rock. El llanto entre el público –que oscilaba entre los 30 y los 60 años- fue visible.

Con lo que quedaba de resto físico, Leticia preguntó si querían una más y ante la obvia respuesta positiva arrancó el grito de guerra de “Inmigrant Song”, con el que las vikingas del rock terminaron un viaje de dos horas hacia el Valhalla.

Los músicos de Led Zeppelin pueden quedarse tranquilos. En algún rincón del mundo, en alguna parte de Argentina hay cuatro mujeres difundiendo su palabra y llevando hace 10 años la peregrinación hacia La Meca del rock pesado.

TODAS LAS FOTOS