Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Natiruts

Compartido, el calor es más

Cronista: Milagros Carnevale | Fotos: Pilar Guevara

13 de Septiembre, 2019

Compartido, el calor es más

Natiruts presentó America Vibra en el Luna Park.

Natiruts y la primavera llegaron de la mano a Buenos Aires para disfrutar de una noche sin camperas el jueves 13 de septiembre, la primera de las dos fechas que los brasileños presentaron en el Luna Park su America Vibra, un show para latir de punta a punta del continente

Entre el público se encuentran todas las camadas de seguidores: los que los escuchan desde sus comienzos y los que se sumaron recientemente a su mensaje de paz, respeto y felicidad (mensaje, hoy en día, revolucionario). Sus canciones traspasan generaciones, como dijo el cantante Alexandre Carlo durante el espectáculo, e inventan lugares. Así sucede en el estadio, que se convierte, esta noche, en una pista de baile a orillas del mar.

El show abre con la canción “Na Positiva” un hilo de tres temas, tras los cuales el líder de la banda saluda y reflexiona sobre la situación social actual y afirma que “muchas personas la están pasando mal en América Latina”. Entonces, su música se convierte en un intento de encuentro, unión y buena energía, sin mirar para otro lado.

Carlo también se refiere a las tragedias ambientales, y menciona la situación de la Amazonía, que lejos de afectar únicamente a Brasil, lo hace a todos los habitantes del continente. Comienza a sonar “Beija Flor” con el solo de batería y la gente se deshace en aplausos y se balancea al ritmo del reggae. Hay complicidad, sonrisas, besos. Sobre el escenario, la corporalidad tranquila de Alexandre y los instrumentistas se complementan con la actividad vibrante de las coristas, que bailan incansablemente.

El solo de trompeta de Diogo Ricardo Duarte desordena la calma, con la canción “Dois Planetas”. “Deixa o menino jogar” y “Liberdade pra dentro da cabeça” hacen estallar al público, que las canta a viva voz. Alexandre pide paz para todos los países de Latinoamérica, y toda la concurrencia se une a este pedido, en un mar de aplausos y vitoreos.

Mientras se apaga el tema, entra el primer artista invitado, Hamilton de Holanda Vasconcelos Neto, luciendo su mandolina en los temas “Natiruts Reggae Power” y “Garota de Ipanema”. El alma de este tema la portan las coristas, que para esta canción se ubican en el frente del escenario.

Después de “Quero ser feliz também” entra Perota Chingó, acompañando “Sorri, Sou Rei”. Una de las coristas baila con Dolores Aguirre, que ríe mientras canta. Las argentinas y los brasileros se fusionan para hacer a América vibrar.

El conjunto se despide de su primera fecha en Buenos Aires, no sin antes aceptar un bis. Ahora sí, luego del inevitable “Is this love”, saludan al público que sigue aplaudiendo, se quiere quedar un rato más. Está ideal, la noche no pinta tan fría. Quizás, porque Natiruts trajo de Brasil un poco de ese calorcito, para compartir en forma de canciones.

TODAS LAS FOTOS