Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Turbonegro

La máquina del Rock and Roll

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Barbara Sardi

14 de Septiembre, 2019

La máquina del Rock and Roll

Turbonegro visitó por primera vez Argentina y presentó un show demoledor en el Teatro Flores, donde mostró gran parte de su discografía.

Pasaron tres décadas y tres reencarnaciones para que Turbonegro llegara finalmente desde su Noruega natal a nuestro país, en una noche que reventó la cabeza de quienes estuvieron presentes en un recital antológico en el clásico reducto de Rivadavia y Pergamino. Semejante celebración hizo necesaria una preparación con dos bandas soportes. Desde Uruguay, Motosierra fue la primera en preparar el terreno, seguida por los locales Satan Dealers.

Cuando llegó el turno del grupo nórdico, los aplausos y la energía ya estaban con el precalentamiento necesario para alimentar la máquina que se posicionó en las tablas. La agrupación abrió el juego con "The Age of Pamparius", original de Apocalypse Dudes (1998) y luego siguieron con algunas de las numerosas muestras de su último trabajo RockNRoll Machine (2018), como "Part II: Well Hello" y la que le da nombre a dicho álbum, entre otras.

El mosh estuvo a la altura de las circunstancias, con una audiencia ávida de vivir -por fin- una fecha del conjunto en estas tierras australes. "Vinimos desde el polo norte hasta acá por ustedes. ¿Les gustan las cosas extremas, damas y caballeros?", remarcó el vocalista Anthony Madsen-Sylvester, quien arengó a los y las fans durante toda la noche, sin darles ni un momento de descanso.

El silencio entre temas fue casi inexistente. Mediante un repaso por diferentes puntos de su catálogo mostraron su sonido característico, ecléctico y marcado de numerosas influencias. Así, interpretaron el primer cover -acortado- de la noche, la famosísima "Bohemian Rhapsody" de Queen. Luego le siguió "City of Satan", seguida por "Blow Me (Like the Wind)", ambas de Party Animals (2005). Otra pista de sus variadas influencias fueron las primeras notas de "Thunderstruck" que Haakon-Marius Pettersen hizo en su teclado, un clásico de AC/DC que sirvió de intro para "All my friends are dead".

La aprobación final del pasaporte de los noruegos lo dio el público presente en el local de Flores, cuando le dedicaron el cántico "Olé, olé, olé", que incluso tuvo su respuesta al ritmo de la batería. "Eso fue hermoso, ¡gracias!", remató el vocalista y continuaron con "Denim Demon", un rescate de su cuarto disco de estudio, Ass Cobra (1996), mientras la concurrencia deliraba con cada una de las potentes canciones de la lista.

Un brevísimo intermedio dio lugar al segmento de bises, que estuvo conformado por tres pistas. "Prince of Rodeo", otra más de su quinto disco editado en 1998, la segunda versión de la noche "(You Gotta) Fight for Your Right", de Bestie Boys. Como la manija ya resultaba imparable, eligieron para cierre otro track de su cuarto trabajo, "I Got Erection". 

Después de mucho tiempo, el tan esperado debut de Turbonegro en la Argentina hizo valer la espera con una fecha demoledora en la que trajeron gran parte de su discografía, brindaron un show único con la variedad de sonidos que los caracteriza. Se mostraron muy agradecidos por la bienvenida local y sólo queda esperar a que regresen pronto.

TODAS LAS FOTOS