Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Nico Bereciartua

Regreso a casa

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Jose Fuño

19 de Septiembre, 2019

Regreso a casa

Nico Bereciartua presentó en La Trastienda su nuevo disco, Volviendo, y ofreció con su banda una brillante actuación ante un importante marco de público.

Desde el vamos, el anuncio del concierto de Nico Bereciartua en La Trastienda junto a su grupo suponía la decisión de aumentar la apuesta: pasar de lugares como Makena o Lucille -en el barrio porteño de Palermo- donde el guitarrista juega habitualmente “de local” al reconocido local de San Telmo, con una mayor capacidad de público. Y en este nuevo paso, con motivo de la presentación oficial de Volviendo -su segundo trabajo discográfico-, Nico y los suyos salen victoriosos: una gran cantidad de amigos, familiares, músicos y demás seguidores colman el lugar en una primaveral noche de jueves, generando un ambiente cálido que será palpable a lo largo de todo el concierto.

Pasadas las nueve y media, los músicos salen a escena y calientan motores con dos temas del primer disco, “Esperando en Monticello” y “18 de enero”, en los que Nico comienza a desplegar todo su talento en las seis cuerdas y se destaca el trabajo en teclados de Yamil Salvador. Pronto aparecen las nuevas canciones y el grupo hace gala de su eclecticismo, pasando de la placidez de “El Cardal” –“mi tema favorito del disco nuevo”, confiesa Nico- al blues espeso y machacante de Johnny Lee Moore titulado “18 Hammers”, que abre Volviendo y cuenta con arreglos de Bereciartua.

La banda acompaña a Dolores Cobach, una de las invitadas de la noche, en “Nada especial”, una bella balada de la cantante que crece en intensidad. A continuación, en uno de los pasajes más vibrantes del show, Nico se saca chispas con el pianista Nicolás Cattáneo en “La Juanita”, una composición que cruza aires de chacarera y guitarras al estilo The Allman Brothers.

Cada canción trae el recuerdo de una historia, un paisaje o una persona que Nico invoca a través de sus palabras y luego convierte en música. Solo en el escenario, brilla su guitarra en “Segura”, un homenaje a la localidad del País Vasco del que son originarios los Bereciartua, y repasa canciones del primer disco como “Artitis” y “Audion”, manejando magistralmente junto a sus músicos la intensidad que proponen los temas y permitiéndose espacios para la zapada.

Entre las novedades de su nuevo trabajo, Nico se anima a asumir el rol de primera voz en “Yendo a casa”, uno de los temas más sobresalientes del disco que se destaca por su tono épico y las bellas melodías que interpreta Salvador en teclados. Sin dudas es otro de los puntos altos de la noche en términos musicales. El juvenil Felipe Agote, sobrino de Bereciartua, demuestra todo su potencial como vocalista en la balada “No quiero” y ruge con tono demandante en “Que quieren de mí”, siempre bajo el ala protectora de su tío sobre el escenario.

Llega el momento de los bises, y la banda se despacha con una sublime versión de “Giving Up”, de Durand Jones & The Indicatios, en la que la atronadora voz de Felipe Herrera se apodera de La Trastienda y hechiza al público con una interpretación para el recuerdo. Nico y los suyos se despiden en un final a todo vapor de la mano de “Intensos”, con un groove alegre e hipnótico y un título que pinta a la perfección la performance de los músicos a lo largo de casi dos horas de show, capitaneados por una de las guitarras más luminosas de la Argentina.


Con la publicación de Volviendo, Nico Bereciartua terminó de sellar definitivamente el retorno al país luego de su experiencia musical en el exterior, y se lo nota feliz entre los suyos. Presentó el nuevo material en La Trastienda, un trabajo que con brillantes resultados se asemeja y se diferencia al mismo tiempo del primer disco. Nico y los músicos que lo acompañan brindaron una actuación conmovedora y demostraron, cada uno desde su rol, cómo se juega a la música en equipo.

TODAS LAS FOTOS