Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Atropello Carregal

Todo lo que hay y más

Cronista: Pablo Andisco | Fotos: Laura Torres

27 de Septiembre, 2019

Todo lo que hay y más

Atropello Carregal lanzó su nuevo EP Todo lo que Hay en Beatflow, junto a Mono Moncho y Sebastían Haedo.

“Aunque todo lo que hay en estas letras hoy no alcance para soportar la presión del mundo, yo me mando igual”. Así arremete la primera de las dos novedades de Atropello Carregal que sonaron juntas promediando su set, que daba cierre a una jornada que ya había disfrutado de los rockeros y progresivos Sebastían Haedo y Los Emisarios del Fuego, y luego de la mixtura latinoamericana de Mono Moncho.

Los primeros alternaron canciones propias con versiones muy prolijas de Gustavo Cerati, Eruca Sativa entre otros, y los segundos regalaron casi una hora nostálgica y festiva, que será la última por un largo tiempo. Las voces tanto arriba como abajo de escena se correspondieron a cantar hasta el límite en una noche que seguro no olvidarán.

A pura polenta, fusión de ritmos, ejecución perfecta y canciones, Atropello salió a escena con las piezas de su muy festejado EP Que Pase Algo (2017). Así entonces, “El cassette no cambia” y “Ojalá que pase algo” despertaron de entrada a todo el lugar con cumbia, rock, metal, reggae y todo lo que quieras meterle. Luego sería el turno de lo más nuevo, con “Mandate igual” (dueña de un rapeo a cargo del baterista Juan Manuel Fernández) y el pseudo reggae “No está sola”. La palabra pseudo tal vez quede de más, porque todos los estilos que abarca esta banda suenan contaminados (en el buen sentido de la palabra) por la frescura y el toque de originalidad que ya es identidad propia de los de Munro.

Luego del primer impacto, “Muerte lenta”, totalmente retocada de lo que fue su grabación en aquel debut Marylin Munro en 2008, es la calma que antecede al funk histriónico de “Fundación, rejas y cerraduras” y a “Descontrolado”, cuyo nombre lo dice todo.

Ya estaba en escena Damián Gómez como guitarrista invitado y se sumaría también Nacho Antón, cantante de Mono Moncho, para la muy festejada “Al fondo”. Un set endiablado de Atropello Carregal, se basó ya en canciones que se pueden escuchar grabadas, ya sea en estudio o en vivo, por la voz de Gonzalo Fernández, quien tomó las riendas del centro de las tablas a mediados de 2016.

La parte final tuvo baile con “Gente copia”, calma y estribillo comprador con “Chupasangre” (la más pedida por el público) y agite para que canten todos en el cierre que fue “Aquel tiempo”.

Atropello Carregal continúa demostrando que es una de las mejores propuestas para hacerle ver y escuchar a aquellos que vociferan eso de que el rock murió. El rock está cambiando, mutando, y Atropello también, siendo el toque de frescura adecuado que se necesita.

TODAS LAS FOTOS