Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Whitesnake

Aquí vamos otra vez

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Anabella Reggiani

04 de Octubre, 2019

Aquí vamos otra vez

Whitesnake regresó al país en el marco del Flesh & Blood World Tour para celebrar su nuevo trabajo y el 40 aniversario de su fundación, junto a Europe como invitados especiales, en el Club Hípico Argentino.

Una noche que parecía más de invierno que de primavera, llovizna mediante, le daba cierto toque épico y a la vez cinematográfico, a una fecha en la que Whitesnake pisó otra vez estas tierras australes, con nuevo disco en mano y el festejo por cuatro décadas de carrera. Además, luego de reiteradas oportunidades en las que tanto la banda inglesa como Europe, visitaran por separado nuestro país, finalmente coincidieron en un recital en el predio del Club Hípico Argentino.

La apertura estuvo a cargo de los locales Watchmen, quienes desplegaron todo su hard rock para preparar el escenario a medida que el lugar se llenaba de fanáticos y fanáticas de varias generaciones, aquellas que vivieron en carne propia los sucesivos lanzamientos y visitas de las agrupaciones comandadas por David Coverdale y Joey Tempest respectivamente, como aquellas más nuevas.

Con notoria puntualidad, Europe inició su actuación con una introducción que emuló el clima de la noche, en la que se escuchaban los sonidos de una tormenta y llamó la atención al escenario a medida que ingresaron los músicos. Comenzaron así con la que titula su más reciente trabajo Walk the Earth (2017), seguida por “The Siege”, también registrada en su último álbum.

Luego de dos pistas recientes, Tempest saludó en castellano a la audiencia y la invitó a cantar la siguiente, una primera -necesaria- parada en los ochenta con “Rock the Night”, del mítico The Final Countdown (1986). Los fans fueron el preludio al siguiente track con el “Olé olé” dedicado al conjunto, acompañado por teclados y batería. Cuando terminaron esa demostración de afecto, el vocalista remató con tono de asombro “¡Boludo!”, que provocó la risa colectiva, antes de continuar con “Scream of Anger” -de Wings of Tomorrow (1984)-.

El recorrido por diferentes momentos de la discografía del grupo también incluyó pistas de Last Look at Eden (2009), War of Kings (2015) y de Out of this World (1988), entre las que se destacaron “Ready or Not” (el único tema donde Tempest tocó la guitarra) y “Superstitious”. Por supuesto, hubo lugar para los dos superhits, del famoso disco publicado en 1986, “Carrie” y, locura del público mediante, “The Final Countdown”, que ofició de cierre obligatorio para los suecos.

Después de un breve intermedio, se apagaron las luces nuevamente y se escuchó “My Generation”, un clásico de The Who, grabación que ofició de introducción para que Whitesnake ingrese a las tablas y abran su lista con “Bad Boys”, del clásico álbum autotitulado y conocido por el año de su lanzamiento, 1987. Aquel no fue el único track del trabajo más exitoso del grupo que sonó en la noche.

“Slide it In”, de la placa homónima editada en 1984, fue la que siguió, mientras se veía deambular a Coverdale con su camisa negra, que llevaba un estampado con los colores de la bandera argentina y el logo del grupo en lugar del sol, a la vez que arengaba al público, que festejaba cada track interpretado por el conjunto a lo largo de la velada.

Del nuevo trabajo publicado en mayo pasado, Flesh & Blood (2019), se escucharon “Hey You (You make me Rock)”, “Trouble is your middle name” y “Shut up & Kiss me”. Después, el primer cover, “Ain’t no love in the heart of the city”, original del cantante de blues Bobby Bland, una canción que el líder del grupo dedicó a los y las presentes.

La épica no estuvo completa sin un duelo de guitarras, que tuvo a Joel Hoekstra y Reb Beach alternándose y mostrando su virtuosismo con las seis cuerdas. Además, el impresionante solo de batería a cargo de Tommy Aldrige, que luego de lanzar los palillos por los aires, terminó tocando con sus propias manos.

Varios temas del famoso disco de 1987 fueron los que completaron la lista de la noche, como “Is this Love”, “Give me all your love”, “Here I go again” y “Still of the night”, que sonaron para el deleite de quienes asistieron a la celebración, con constantes cánticos, aplausos y dedicaciones a la banda, que cerró la lista con el segundo cover, “Burn”, de Deep Purple.

“We wish you well”, que podría traducirse como “les deseamos lo mejor”, fue la grabación que se escuchaba en la despedida de Whitesnake, mientras todos sus integrantes saludaban al público y demostraban su sentida gratitud por “la hospitalidad de Buenos Aires”. Un combo único que juntó a dos bandas consagradas del hard rock mundial, brindaron un show que no aflojó en ningún momento y dejó en claro que, después de todos estos años, hay mucho camino por recorrer.

TODAS LAS FOTOS