Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Bryan Adams

Clásicos a la carta

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Gentileza: Prensa

16 de Octubre, 2019

Clásicos a la carta

A dos años y medio de su última visita, Bryan Adams volvió a nuestro país para deleitar a sus fans con sus hits inoxidables.

Una inmejorable manera de cortar una semana de lluvia es ir a un concierto de Bryan Adams. El canadiense tocó en ante un Luna Park desbordado el pasado miércoles, en el marco de su gira Shine a Light, que lo trajo por esta parte del continente.

Con su ya conocido activismo por el medio ambiente, la voz del cantante se escuchó por los parlantes informando que, por cada ticket comprado, se plantaría un árbol alrededor del mundo, gracias a un convenio del canadiense con la empresa DHL.

Un bosque formado por 6000 personas se amontonó en el campo cuando las luces se apagaron y empezó a sonar “Ultimate Love”. Adams, todo vestido de negro al igual que su banda, salió a escena con un carisma avasallante.

Para deleite de los más veteranos, el repertorio estuvo cargado de canciones de su excelente álbum Reckless (1989), como la soft-ballad “Heaven”, que fue el quinto tema de una lista de 25. Miles de teléfonos celulares iluminaron el Templo del Box en “Shine a Light”, canción compuesta en conjunto con Ed Sheeran, que también da nombre a la gira.

“Mi mejor noche en Argentina fue cuando toqué con David Bowie en 1990, pero ahora es esta”, exageró el cantante entre risas, antes del momento acústico. Solo con su guitarra creó un clima íntimo en “Here I Am” y “When you’re gone” mostrando que su gran caudal de voz sigue vigente.

Como escenografía, una inmensa pantalla de altísima calidad sirvió para ver con nitidez lo que pasaba en el escenario desde los asientos más lejanos. Hasta incluso enfocaban a los espectadores con los mejores pasos de baile en “You Belong to me”.

Adams tiene una química notable con su guitarrista histórico Keith Scott. Los fraseos y yeites de esas dos guitarras frenéticas fueron y vinieron con gran precisión en “18 til I Die”. Hasta se animaron a reversionar “I Fought the law” de The Crickets y a tocar “I could get used to this” con una coda de “Seven Nation Army” de The White Stripes.

Aprovechando que el clima ya estaba distendido, el cantante se dedicó a sacar fotos, filmar, subir historias de Instagram en vivo y hasta incluso tocar canciones a pedido. “Hearts on Fire” y “One night love affair” sonaron a la carta antes de ese habitué de las radios que es “Summer of 69”, en el que Adams relata "los mejores días de su vida".

Casi como un ritual, el final repitió el uso de la luz de los celulares para “All for love”, aquel soundtrack de la película Los Tres Mosqueteros (1993), que él cantaba junto a Sting y Rod Stewart.

Así, después de más de dos horas de canciones hiper melodiosas y otras que ponen a bailar al más desganado, Bryan Adams se retiró con otro gran show en Buenos Aires.

TODAS LAS FOTOS