Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Tarja Turunen

Desde la crudeza

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Barbara Sardi

19 de Octubre, 2019

Desde la crudeza

Con un Teatro Flores repleto de fans, Tarja Turunen volvió a ser local en la presentación de su nuevo trabajo, In the Raw .

El registro recién salido del horno, In the Raw (2019), fue el que bautizó la gira que la cantante Tarja Turunen emprendió para mostrarlo en diversos países y la escala en el nuestro ocurrió en el Teatro Flores, donde además aprovechó para repasar material de discos anteriores mientras una enorme cantidad de fanáticos festejaban otra visita más de la cantante finlandesa.

Con motivo de una fecha tan importante, fue necesario que dos bandas argentinas prepararan el escenario para la artista principal. Los rosarinos Abrasantia iniciaron la velada con su metal gótico en la que se destacó la poderosa voz de Giovanna Nicola, que se contrastó con el metalcore crudo y agresivo de Cashate.

El escenario en oscuridad y una música de banda sonora fue la introducción para que Turunen y sus secuaces ingresen de a uno en las tablas, a medida que el público arengaba con mucho ímpetu para calmar las ganas de ver a la ex Nightwish nuevamente en suelo argentino. En definitiva, una manera de darle la bienvenida de vuelta a casa.

La soprano abrió con una de su nuevo álbum, “Serene”, que sería la primera de varias muestras del LP “más personal” de su carrera, como ella misma reconoció días atrás en una entrevista con Revista El Bondi. Casi toda la lista sería un paneo por diversos puntos de su obra, como “Demons in you” -de The Shadow Self (2016)-, “My little Phoenix” y “Anteroom of death”.

Mi querido Buenos Aires, buenas noches, ¡qué alegría de estar aquí juntos!”, remarcó con felicidad Tarja, que desde el primer momento se mostró con un gran entusiasmo por presentarse en la que hasta hace poco fue su ciudad de residencia; y también por la reacción de la audiencia, que se mostraba igualmente feliz por recibir a la cantante que actualmente vive en España.

Entre otras pistas de su flamante material, dedicó “Spirits of the sea” a la malograda tripulación del ARA San Juan, la cual fue recibida por eufóricos aplausos de toda la sala. Luego llegó un segmento de solos en los que los músicos que acompañan a la artista finlandesa demostraron por qué se encuentran allí. Se turnaron Doug Wimbish en el bajo, Julián Barrett en la guitarra, Max Lilja con un violonchelo eléctrico, Timm Schreiner en batería y Christian Kretschmar en las teclas, quienes desbordaron de virtuosismo el escenario. La única parada por su grupo anterior -Nightwish- fue con “Nemo”.

La crudeza de los tracks que conforman su séptimo larga duración fueron matizados con “You and I”, una de las canciones donde la intérprete plasmó un grado de fragilidad sin precedentes en su obra y que ejecutó sola, mientras tocaba un teclado. Posteriormente, con la banda completa, regresó a la fuerza que la caracteriza con “Undertaker”, “Tears in rain” y tras agradecer al público por lo vivido durante la noche, cerró el tramo principal con “Victim of ritual”, la única que rescató de Colours in the Dark (2013).

Cuatro canciones conformaron los bises, “Innocence”, “I walk alone”, la poderosa “Dead promises” y “Until my last breath”. Pero la manija era tal que desde abajo empezaron a cantar que “¡Tarja no se va!”, por eso, ella decidió bajar al vallado para saludar a los y las fans que se encontraban en primera fila, mientras los aplausos seguían y las ganas de escuchar más, también.

Tarja Turunen mostró una sentida gratitud por el recibimiento en el predio de Flores, con un show que no defraudó ni flaqueó en ningún instante de la fecha. Es más que claro que cada vez que la cantante pise suelo argentino será una artista local más, como así también que la fecha tendrá todos los condimentos para una verdadera fiesta: fuerza, crudeza, potencia, épica y virtuosismo.

TODAS LAS FOTOS