Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Blues Motel

Escúchame entre el ruido

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Mara Moreno

26 de Octubre, 2019

Escúchame entre el ruido

Blues Motel festejó junto a su público las tres décadas de vida con un vibrante show acústico en el ND Teatro.

Como una especie de “lado B” del gran concierto eléctrico ofrecido en abril pasado en La Trastienda, y en el marco de las celebraciones por sus treinta años en la carretera, Blues Motel desembarca en el ND Teatro en plan acústico acústico, un formato que la banda de Tigre cultivó desde sus comienzos con brillantes resultados. A pocas horas de una nueva elección presidencial en Argentina, parte del público se hace sentir dentro del lugar cantando contra el actual presidente y los músicos le hace un guiño a la coyuntura electoral: en una de las imágenes que promocionan el evento, el grupo rodea al cantante Gaba Díaz, quien porta el bastón y la banda presidencial. En la previa de una jornada de porcentajes, victorias y derrotas políticas, la música toma la posta de la mano de una banda que, tras dos horas de show, demostrará que se mantiene fresca y en excelente forma.

Desde el vamos, la ocasión es propicia para escuchar canciones que habitualmente no forman parte del repertorio en vivo del grupo. La escenografía, con veladores, pequeñas mesas y un juego de luces adecuado para la propuesta intimista, invita a relajarse y disfrutar a una banda dispuesta en semicírculo sobre el escenario que abre el show con “Voy subiendo” y “Bajo el calor”. Adrián Herrera se hace cargo de la voz principal en “Ahí” y el grupo acelera su marcha en “Cosa de a tres”, con el guitarrista ejecutando el slide y Díaz en armónica.

A su turno el tecladista Sebastián Voyatjides, de inspirada performance durante toda la noche, ocupa el rol de voz líder en una festejada versión de “La mañana después”, mientras Gaba recorre el escenario descalzo y con un saco de cuero que sólo abandonará en el tramo final del show. En “Baldosas flojas” la banda se muestra demoledora y un rato más tarde encara un medley que incluye entre otros temas “Aún queda”, “Clonazepam” y “Algún día”.

Los ex Tamesis Homero Tolosa y Julio Fabiani se suman en escena y aportan más colores a una velada que invita a no perderse ningún detalle. El primero ejecuta la “tabla de lavar” (un instrumento de percusión conocido en inglés como washboard) en “Estrella country” y distintos accesorios a lo largo del show, mientras Fabiani se destaca con su pedal steel en “Tanto tiempo ausente” y en una conmovedora versión de “En la orilla”.

La atmósfera es absolutamente distendida, con los músicos intercambiando bromas sobre el escenario y la complicidad de un público que disfruta del show como en el living de su casa, festejando y acompañando a la banda en los estribillos de “Miro”, “Nunca tuve que buscarte” y una despojada versión de “Hojas vacías” que se acerca bastante a la que Blues Motel incluyó en su primer disco, Vol. 1 (1994). Desde sus posiciones, Ariel Herrera (bajo), Nacho Piedrabuena (guitarra) y Pucho Led (batería) contribuyen a construir un sonido poderoso, sin fisuras, como soldados al servicio de la canción.

En el tramo final del concierto, con un Gaba incontenible que abandona la comodidad de la silla para arengar a los fans que también se ponen de pie, la banda se despacha con unos cuantos clásicos infaltables que calzan a la perfección con la propuesta del show: “Es hora de volverlo a hacer”, “El Indio” –con una interpretación apabullante de Herrera en guitarra-, “En el lago” y “Rock & roll en la carretera”. Parece que el show ha concluido, los músicos saludan, el público se retira más que satisfecho y… Blues Motel ataca nuevamente el escenario para tocar “Con vos” y regalarle a los presentes la última perla de una noche íntima y memorable.

La energía y la calidez de las canciones de Blues Motel, junto a la fidelidad de su público, son motivos más que suficientes para que la banda continúe recorriendo su riquísima obra, en esta ocasión en formato acústico. Blues Motel brindó un concierto para el recuerdo en el ND Teatro, y con tres décadas sobre sus espaldas, se apoya en el camino recorrido para tomar impulso hacia adelante, con la íntima convicción de que –como reza la canción- “Aún queda un poco más”.  

TODAS LAS FOTOS