Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Richie Kotzen

Veneno

Cronista: Laura Goldenberg | Fotos: Jorx Martinez

17 de Noviembre, 2019

Veneno

Richie Kotzen presentó el domingo 17 su nuevo EP Venom en él Teatro Flores.

Un caliente domingo en el Teatro Flores, el fuego de todos se encendió junto al escenario al ingresar Richie Kotzen y sonar el primer tema de la noche. "Riot" puso a bailar a muchos, y más allá de que tema habla de que hay que educar a nuestros líderes y de la la locura social que nos divide, empezo la noche bien arriba a puro rock.

Richie Kotzen, nacido en Pensilvania, es un reconocido guitarrista de Hard Rock, Funk, blues y Fusión. También se destaca por ser un gran vocalista, compositor y productor. Posee una extendida carrera y ha participado en múltiples bandas como Poison, Mr Big, Vertu y co-creaciones con el gran guitarrista Greg Howe. Como solista ha lanzado más de 20 discos y también se destaca por ser el vocalista, compositor y guitarrista de la súper banda The Winery Dogs.

Pelos largos abundaban en el público que se revolvía a un paso Hard-Disco, con el tema “Bad Situation” de su disco The Essential (2014).  El Recital se puso bien empinado, entre euforia, dureza mística y sudor. Todo se calmó al comenzar “High”, el clima se tornó amoroso, a pesar de que la canción cuenta la intensidad de un amor complejo, duro; You should know that the only way, I can deal, Is to get high so high until everything in gone, And I can’t say a word, I get high so high, Just to shut you out so I can’t hear a word, I know your looking‘ for an endless love, But this thing ain’t what you think”. La contradicción humana puesta en canción.

Luego de un frenético solo de batería y bajo- entre los muchos que hubieron-, Richie reapareció anunciando su nuevo EP Venom. La "desconfianza, ese veneno que encierra, ese veneno bien llamado inseguridad, taparse a uno mismo con cualquier veneno". Una letra que sublima a gritos el desgano de existir, pero de aun asi satisfacerse en seguir envenenado con algo.

Luego de varios solos, la noche se cerraba instrumentalmente, Richie revoleando sus pelos y bailando al compas de su guitarra, introducía al final con el frenesi del publico que cantaba a gritos "You cant save me", la canción que cerró el show. Nadie pudo salvarse del calor de un intenso rock existencial.

TODAS LAS FOTOS