Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Conociendo Rusia

De amores revueltos

Cronista: Laura Goldenberg | Fotos: Alan Guex

22 de Noviembre, 2019

De amores revueltos

Conociendo Rusia lanzó su anacrónico disco "Cabildo y juramento" el pasado viernes en Niceto Club.

Entre besos y pegoteo de un publico a puro amor, se abre el telon de Niceto Club. Un viernes explotado, Conociendo Rusia aparece en escena junto al primer tema, tiulado igual que su nuevo album, Cabildo y juramento.

Conociendo Rusia es el proyecto de Mateo Sujatovich, quien acompaña a su voz tocando también el bajo y una gran banda como sostén. Lanzaron su primer material homónimo el año pasado. Un disco que, al igual qué el último, dialoga entre (des)amor, espontaneidad e instrospeccion. Con tintes exstenciales, tangueros y melancólicos, invitan a un viaje hacia el mundo del cantante, al cual por su apellido le dicen "El Ruso". Un sumergirse en sus pensamientos y anecdotas a travez de sus letras, su infancia en Belgrano, las calles que lo marcaron, su historia que envuelve y se hace canción.

La voz y poses sensuales de Mateo, entre las columnas proyectadas por las calles de Belgrano, daban la sensacion de un aura similar al Freddy Mercury en alguno de sus fogosos temas.

Luego de cuatro temas llenos de funk y rock, Mateo se detuvo mirando a lo lejos: "Qué zarpado", suspira y se agacha para mirar al publico, diciéndoles que estan todos muy lindos, generando intercambio con la gente que le contesta cada pergunta. "Veo que escucharon el nuevo disco", comenta sonriendo. Y luego de este parate introduce al tema "Todos los lugares" que te pone en un mood más pop salsero.

Bajando un cambio al baile, entra el lento "La luna", canción súper romántica, dedicada a su hermana, una pianista, que tambien comparte su pasión musical, como casi toda su familia.

Niceto se convierte en una pelicula mexicana, al sonar justamente la canción "La mexicana", Mateo no puede evitar ir hacia un balcon situado a un costado del club, y cual mariachi canta a todo pulmón.

"A donde va a parar, esta sensación, a donde van las luces de neón. Cada uno rie a su manera, cada uno tiene su verdad, con el tiempo curan las heridas, las mentiras pierden al final", reza él tema "Luces de neón". No es casualidad que sea el tema más pedido del público, ya que es una de las letras que más invita a la reflexión y muchos millenials hoy buscan eso, lo existencial.

Cerrando la noche tras un "ole ole ole Ruso", al que él cantante respondió "ole ole ustedes y Ruso tambien"; anuncia un próximo Gran Rex provocando gritos y la entrada al último tema "Loco en el desierto", dejando sensaciones entre melancolía y búsqueda, curiosidad y amor revuelto. Se ven parejas cantandose al oído, besos entre los fans que saben que tienen "el código secreto cuando quieran venir".

TODAS LAS FOTOS