Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Metronomy

Hay Metronomy para rato

Cronista: Maximiliano Novelli Frutos | Fotos: Gentileza prensa

15 de Diciembre, 2019

Hay Metronomy para rato

Ante un Teatro Vorterix repleto de fans, el conjunto inglés regresó a la Argentina para presentar su sexto disco y repasar varias pistas de su extensa carrera.

Pasó poco más de un año y medio de la anterior visita de Metronomy a nuestro país. La agrupación liderada por Joseph Mount no sólo participó de la edición local del Lollapalooza 2018, sino que tuvo su propio sideshow en Vorterix. Al mismo lugar regresó el pasado domingo para mostrarle al público argentino Metronomy Forever (2019), su sexta placa, que vio la luz el 13 de septiembre pasado.

La tarde del domingo finalizó con la entrada de Juan Mango, el proyecto solista de Juan Saieg -vocalista de Usted Señalemelo- quien expuso su obra que mezcla sonidos electrónicos (samplers, sintetizadores) y guitarra eléctrica, matizados con la voz del mendocino. Durante algo más de media hora a contraluz, preparó el ambiente con su música que dejaba un halo de oscuridad a la vez que el ritmo invitaba al baile y las notas abordaban diversas texturas.

Un Teatro Vorterix abarrotado recibió a Metronomy cuando el grupo de Londres pisó las tablas y abrió con “Lately”, una de las varias muestras de su flamante registro de estudio editado tres meses atrás. De ese mismo trabajo sonarían más tarde “Wedding Bells”, “Whitsand Bay”, “Lying Low”, entre muchas otras.

Después de rescatar “The Bay”, procedente de su tercer álbum, el fundador del conjunto saludó en castellano a la audiencia, aseveró que éste “es el último concierto de la década” y se mostró feliz por pasar una noche “maravillosa”. Algo similar ocurría debajo del escenario donde se observaba que la masa se movía con cada nota, en un baile gigantesco que convirtió la velada dominguera en una fiesta de sábado.

Los cuerpos que danzaban, los aplausos, el canto que seguía a la perfección las letras de las canciones que repasaban diversos momentos de la discografía de la banda, el pogo que tuvo su oportunidad de aparecer en temas como “Insecurity” -otra de su último LP-, además de la evidente cantidad de personas que asistieron al recital, dieron cuenta de la alegría y el fanatismo que el conjunto supo obtener en este rincón del planeta.

De manera similar al concepto con el que concibieron su más reciente material, las canciones fluyeron como en la radio y reflejaban diversos estados de ánimo. La mezcla entre las guitarras, el bajo, la batería y los sonidos que provenían de las teclas, hasta llegar a segmentos totalmente electrónicos en los que el teatro de la Avenida Lacroze se transformó en una suerte de discoteca. Mientras tanto, Mount iba y venía, con su guitarra o un toc toc, hasta un cencerro; nada lo detuvo, ni tampoco a sus secuaces.

El repaso por discos anteriores incluyó más tracks de su tercera placa –The English Riviera (2011)-, como “She Wants” y “Everything Goes My Way”; también de Love Letters (2014), como la que le da nombre a dicho trabajo y “I’m Aquarius”. También se destacaron “Old Skool” y “The End of You Too”, de su segundo larga duración.

Con un público extasiado que dedicó a la banda el clásico “Olé olé”, hubo lugar para dos bises. Mount regresó con una guitarra acústica y acompañado por los sintetizadores y teclados, interpretó “Upset my Girlfriend”, el único momento con aire íntimo del concierto. Luego, cerró con “Radio Ladio” -otra de su segundo LP-, con la locura generalizada, a banda completa y con la sección rítmica (bajista y baterista) con la camiseta de la selección nacional puesta.

Una nueva visita de Metronomy al país mostró no sólo la sólida base de fans que cosecharon en estas latitudes. Fue una fecha con un aire de antología en la que recorrieron gran parte de su catálogo y la mezcla de sonidos de un amplio espectro (desde el jazz hasta la música electrónica, con escalas en el rock y el pop), transformó la noche de domingo en una fiesta colosal.

TODAS LAS FOTOS