Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Molotov

Molotov: Desconexión Sideral

Cronista: Juani Lo Re | Fotos: Daniel Prieto

06 de Febrero, 2020

 Molotov: Desconexión Sideral

Molotov presentó su MTV Unplugged “El Desconecte” ante un Teatro Coliseo explotado.

Viven de los aplausos y de los monedazos. También de arremeter contra gobiernos totalitarios. Viven de hacer bailar a miles de personas. De hacer rock, acariciando el hardcore sin dejar de lado sus letras irreventes y de protesta. El Desconecte es el formato MTV Unplugged de Molotov, tan popular por la década del ’90, en el que el cuarteto reversiona sus clásicos en versiones acústicas y sin perder la explosión que las caracteriza.

Así fue pensada toda la cita en el Teatro Coliseo, que arrancó con un miniset de Manu Martínez -hija de Andrés Ciro- quien mostró las canciones que formarán parte de su disco debut 19, bajo la atenta mirada de su papá desde las consolas. Mientras, los fans miraban las historias de Tito Fuentes vía Instagram, quien minuto a minuto iba informando su llegada al teatro tras un demorado vuelo. Incidente que no fue pasada por alto por él mismo y sus compañeros que le hicieron chistes toda la noche sobre el asunto.

Ahora si, después de las 22 horas las luces se apagaron, las banderas rojas con la letra M se desplegaron y el cuarteto mexicano se ubicó en sus pocisiones, listo para el ataque. “Here we Kum” fue la primera bomba. Sin embargo, y a pesar de tocar rápidamente “Amateur (Rock me Amadeus)" y “Chinga tu Madre”, el público no lograba o no se animaba a despegarse de sus asientos.

“Pueden pararse si es que quieren”, invitó Paco Ayala. “Si no se paran ustedes, me paro yo”, dijo Micky Huidobro abandonando el sofá donde tocaba en el que invitaba a varias chicas a sentarse junto a él. Así fue como Chicho saltó a la platea para cantar “Gimme the Power”, con selfies a pedido incluidas.

El cóctel explosivo “Dance and Dense Denso” y “Mátate Teté”, terminó de levantar a más de mil personas, que si no hicieron pogo fue porque las butacas se lo impidieron, mientras Money Mark -ex- tecladista de los Beastie Boys- volaba desenfrenado a sus casi 60 años.

Un cambiazo de instrumentos entre Paco Ayala y Randy Ebright dio paso a “Dreamers”, cantado por éste último, el inédito del Desconecte, que habla sobre los inmigrantes que la América de Donald Trump quiere echar.

“Hit me (gimme the power II)” y “Frijolero” se corearon todavía con la mirada puesta hacia el norte con las cálidas luces formando la bandera de México. Luego, los mexicanos pidieron por la igualdad de raza en pleno siglo XXI en “Voto Latino”, con el percusionista Carlos Salas castigando los timbales como si estos tuviesen la cara del mandamás norteamericano.

El descontrol vino en los bises. El ritual de “Rastaman-dita”, con cientos de mujeres bailando en el escenario (algunas de ellas hasta haciendo topless) no terminó mal porque los guardaespaldas de la banda devolvieron al público a todo varón que intentó colarse. Y la recontra revisitada “Puto” fue la última canción con los cuatro músicos parados bien juntos como en un recital enchufado.

Locales como siempre, Molotov pasó otra vez por Buenos Aires antes de presentarse en el Cosquín Rock 2020 y dejó bien claro que aún les quedan muchas ganas de seguir gritando: “¡Viva México, cabrones!”

TODAS LAS FOTOS