Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Black Flag

Blackflag: plantando bandera

Cronista: Matias Fangi | Fotos: Paula Ruiz

10 de Marzo, 2020

Blackflag: plantando bandera

El pasado 7 de marzo, un grupo de personas fue testigo de un hecho histórico: por primera vez, el californiano Greg Ginn se presentó con su banda en el país. Crónica de un show tan deseado como ansiado.

Lo de marzo bien podría no haber sucedido nunca. Luego del 27 de junio de 1986, cuando la banda tocó por última vez en Michigan, muchos eran los que aseguraban que Blackflag ya era parte de la historia y de que su legado solo viviría en sus discos y sus fanáticos. Sin embargo, más de 30 años después, aquel presagio falló y varios fueron los que disfrutaron de su primera visita a la Argentina en el marco de su gira latinoamericana.

En la puerta, algunos se amontonaban con fiereza. Adentro, otros mostraban como el amor por la música traspasó generaciones. “Jamás hubiera imaginado poder compartir este momento con mi hijo”, confesaba un hombre emocionado, mientras sabía que era parte de un hecho histórico.

El Teatrito de la calle Sarmiento fue la sede en la que Greg Ginn (miembro fundador) en guitarra, Mike Vallely en la voz, Tyler Smith en bajo y Brandon Pertzborn en batería hicieron enloquecer a sus fanáticos. Tocando varios de sus éxitos como “Damage” o “Nervous Breakdown” y algunas canciones de su último disco  What the... (2013) hicieron temblar las paredes del lugar. El pogo llegó a su momento más intenso cuando Vallely y Ginn saludaron al publicar, estrecharon manos y chocaron puños. El único punto oscuro se vivió cuando alguien subió al escenario y pareció echar por la borda toda la fiesta.

Pasado ese momento agridulce, la banda normalizó el espectáculo y continuó con “To Hell and Back” y “This is Hell”, ambas canciones de su último disco y, aunque el final parecía estar cerca, en ningún momento los músicos levantaron el pie del acelerador.

Para el recuerdo, quedaran anécdotas memorables de los privilegiados que lograron disfrutar del primer espectáculo de Blackflag en Argentina. Privilegiados de un logro del que solo pocos podrán dar testimonio, porque el día en que muchos se preocupaban por un resultado deportivo, otros disfrutaron de un suceso que dejará huellas en sus vidas: fueron testigos del día en el que una bandera negra no fue sinónimo de luto, sino de absoluta emoción.

TODAS LAS FOTOS