Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cosquin Rock

Dia 2 - Aquí... el Rock and Roll

Cronista: Gentileza: Gaston Magallanes | Fotos: Beto Landoni

26 de Enero, 2006

Dia 2 - Aquí... el Rock and Roll

Con una variedad de estilos la segunda jornada del festival dejó una impronta interesante.Un staff muy variado. Por el escenario principal pasaron: La 25, León Gieco, Pericos, Rata Blanca, La Manos de Filippi, entre otro

El fuerte calor cordobés marcó a fuego las primeras horas de la fecha. Grupos como Testigos, Barbazul, Gatos Sucios y algunos más no fueron muy agraciados con repercusión de asistentes. La vida de campings atrapaba a los chicos hasta que empezaron a tocar los pesos pesados.

Pero algunos mostraron un muy buen nivel. Guillermina, la banda de Haedo, impresionó a varios que no los conocían. Ellos cerraron el escenario Top Line (dónde también pasaron Mao, Draco y Piedras Negras), con un fuerte sonido Grunge y potencia guitarrera, que explotó en el corazón de quienes los estaban viendo y escuchando. Por momentos dos bajos le daba la crudeza que demostraron en la impecable versión del tema de Guns n’ Roses, Welcome To The Gungle.

Cuando la temperatura ambiente comenzó a bajar ya estaban en el escenario principal La Mancha de Rolando. Con su potente rocanroll contagiaron alegría al público. Después fue el turno de Pericos. La banda de Juanchi no dejó de saciar la sed de los que esperaban temas como El Ritual de la Banana y otros clásicos. Lo mas festejado fue el tema de Sumo, Mejor no hablar de Ciertas Cosas.

En el otro extremo del predio se encontraba el escenario temático. El cual arrancó con una versión punk. Bastardos, Gatos Sucios, 250 Centavos fueron algunos de los referentes que tocaron en primera instancia. Después Cadena Perpetua continuó festejando sus 15 años de carrera. Pasó Dos Minutos. Y llegó la Historia. Los Violadores, comandados por Pil, realizaron algunos temas de su último disco: Y va sangrando… Y para cerrar la fiesta con todo dejaron los clásicos para el final: Fuera de Sektor, Mercado Indio, Represión y 1, 2, Ultraviolento. Y todo estalló en mil pedazos.

La noche empezaba a caer y los sonidos estridentes de las guitarras se escuchaban en simultáneo en todos los escenarios. Como un arco iris de acordes en un mismo momento, y según por dónde se caminaba, estaban sonando tres bandas bien potentes. Los Violadores (Temático), Guillermina (Top Line) y El Otro Yo (Principal).

EOY se presentaba por quinta vez en Cosquín Rock, mucha guitarra por momentos y dulces melodías por otro, fue el resultado de su set. Pero como había sucedido con Jóvenes Pordioseros el año anterior, le cortaron el sonido cuando interpretaban Alegría. Cristian Aldana se puso furioso y los de seguridad intervinieron con fuertes golpes al cantante de la banda del sur bonaerense. Hecho que la gente de Kananga se encargar de marcar. Y repudiar a la gente de la organización.

Habían pasado más de 25 bandas. Un sin fin de estilos. El arte y la creación al servicio de la libertad. Sentimiento que se logra alcanzar en un lugar como la Comuna de San Roque. Y todavía faltaban algunos números importantes.

Soziedad Alkoholika fue el grupo encargado de cerrar el escenario temático. Los españoles con un bajo machacante y un sonido potente presentaron el primer tema. Generaron el pogo más violento. Aunque tuvieron que sufrir varios problemas de sonido en el equipo del bajo, la verdad es que satisficieron a casi todos los que los estaban viendo. Mucho poder irradiaba la batería de Roberto y Juan, el cantante, marco muy fuerte la ideología de la banda.

Con las estrellas como mejores anfitriones quedó todo en el principal. León Gieco abrió con un video clip del tema oficial de la película sobre la guerra de Malvinas, Iluminados por el Fuego del director Trinstan Bauer. Y los aplausos del corazón se hicieron sentir. El set estuvo marcado por canciones muy reflexivas como 5 siglos igual (la cantó con el cantante de A.N.I.M.A.L. Andrés Giménez), De Igual a igual, Bandidos Rurales o EL Ídolo de loa Quemados. Tranquilo pero contundente, Gieco sentó la base con su mensaje y se ganó a toda la gente. Como siempre.

Para el final la fiesta estuvo marcada por las ironías del Mono de Kapanga. La banda de Quilmes presentó un video y un encuentro con Dios que le marcaba el camino. Todo era alegría y fiesta. Pero uno de los mejores momentos fue cuando invitaron a subir a las tablas a los chicos de la banda cordobaza Los Caligaris. Ellos alentaron a cantarle el cumpleaños feliz a la gente de Kapanga por sus 10 años de existencia. Después estalló todo con Bisabuelo.

Con frases como: “Es un buen momento para fumarse un Calamaro”, el Mono se dirigía al público. Y empezaron los acordes de Fumar. No falto ningún tema. Y tampoco la habitual referencia a otros grupos. Como fue la alusión a Árbol, tratándolos de …

La jornada pasó a toda fiesta. Y para que nadie se quede con ganas el final estuvo comandado por los roles de La 25. Los Vaqueros del Asfalto rocanrrolearon con música rutera para festejar en el camino.
TODAS LAS FOTOS