Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cosquin Rock

Dia 3 - Adrenalina hasta las Pelotas

Cronista: Gentileza: Gaston Magallanes | Fotos: Beto Landoni

27 de Enero, 2006

Dia 3 - Adrenalina hasta las Pelotas

La mayor cantidad de público fue responsabilidad de Las Pelotas en una jornada que también contó una buena dosis de reggae, de la mano de los Cafres.

La fiesta siguió en la Comuna San Roque y todo es pasión y sentimiento. La sucesión de bandas trajo alguna desilusión, pero también hubo hallazgos muy interesantes. Como es el caso de El Vagón. Con un tradicional sonido a rock y blues de los 50 hizo bailar a la gente que presenciaba el show en el escenario Top Line. Se dieron el gusto de presentar un tema nuevo, Tan Cerca del Final, inspirado en sus anteriores viajes a Cosquín.

También hay que mencionar a los tucumanos de Pampa Yacuza. Ellos vienen demostrando, desde hace tiempo, que el rock tiene fuerza en las provincias. En el Top Line tocaron, además, Juan Terrenal, La Gangosa, La Chirina, entre otras.

En tanto, en el principal, también hubo referentes muy talentosos. Como es el caso de los uruguayos de Hereford o los chilenos de Weichafe. Los trasandinos con un sonido bien power marcaron un sendero de devastación a través de la aguerrida y podrida voz del bajista Marcelo Da Venecia. Aunque en otros temas se apreciaba la esencia hard pesada que mostraron en canciones interpretadas por el guitarrista Angelo Pierattini.

Pero el principal deparaba más alegrías. Cuando el sol empezaba a menguar suben Karamelo Santo. Al grito de “este es el ritmo del pueblo” comenzaron a sonar acordes de cumbia. Mechaban sonido hard y otra vez la fiesta se desataba a pleno.

Después fue Carajo. Los de Corbata dieron un concierto que no se apartó de los que vienen realizando últimamente. No faltó potencia y melodías. El Vago, Mata Rutina, Ironía fueron algunas de las composiciones que le regalaron a la gente. Tampoco falto su ya tradicional homenaje a “dos grandes guitarristas”: Pappo y Darrell de Pantera.

Fue el día del Reggae en el escenario temático. No faltó ningún exponente del genero nacional. El eterno Fidel Nadal divirtió a más de uno. No faltaron los clásicos de Todos Tus Muertos y algunas presentaciones de su etapa solista. Resistencia Suburbana tuvo de invitado a Pity Álvarez. Después el cantante de intoxicados le devolvió la gentileza en su show. Igualmente se presentó Riddim. Con su ska- reggae demostró por que es una banda en ascenso.

Pero la fiesta jamaiquina fue completa con Nom Palidece y Los Cafres. Ellos cerraron una jornada plagada de buenas bandas. Y fueron los encargados de demostrar la calidad y la vigencia de un género que se posicionó muy fuerte en el rock nacional.

En uno de los festivales más grande del país no podía faltar una banda de peso internacional. Aunque El Tri de México está haciendo sus primeros palotes en Argentina, a pesar de sus 40 discos editados, demostró su contundencia musical y su calidez compositiva. El cantante Alex Lora termino ganándose a la mayoría de la gente. Con una potencia rockera a lo AC/DC divirtieron al público.

Pero todo estalló cuando interpretaron Triste Canción de Amor. Tema que dedicaron a La Renga. Después subió Chela Lora, la mujer de Alex, y se quedo ayudando en las voces hasta el final del show. Interpretaron Ernesto Che Guevara, canción perteneciente a su última producción. Pero el momento más emotivo fue el momento de desmadre, dedicado a las victimas de Cromañon. Al revés del tradicional minuto de silencio, Alex propuso que todos levantes las manos y griten como loco para que se vea desde el cielo. Y en consecuencia también se les dedicó Cuando Tu no Estas.

Después de Intoxicados subió la Vela Puerca. Los uruguayos dejaron todo arriba de las tablas. No faltó ningún tema que la gente quisiera escuchar para saltar, festejar y divertirse. Y le dejaron la cancha bien caliente a Las Pelotas.

El grupo de Socol y Daffungio arrasó con todo. El primer eslabón fue Escaleras. Después le siguieron temas como Muchos Mitos, Desaparecido. La gente enardeció con las furiosas y apacibles versiones de todos sus clásicos. Y para el final regaron una seguidilla de temas de Sumo para hacer volar a cualquiera. El Ojo Blindado fue la despedida triunfal para dejar bien en claro que no se olvidan de sus orígenes.

La tercera jornada del Cosquín Rock arrasó con todo. Mientras el clima nocturno ayuda al disfrute total, las bandas se entregan a todos los espectadores de manera incondicional. El rock & roll sigue avanzando.
TODAS LAS FOTOS