Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Chingada

Todo x 2 pesos

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Beto Landoni

19 de Febrero, 2006

Todo x 2 pesos

Lejos de los multitudinarios festivales, el rock under escribe su propia historia estival. Cerca de 500 personas disfrutaron de las nueve bandas que desfilaron el domingo en la primera edición de Acampar Rock en la ciudad de Arrecifes

La zona balnearea de Arrecifes sobre la que se aloja el camping municipal de esa ciudad bonaerense vivió un domingo distinto. A tan solo 177 kilómetros de la Capital Federal, y con una entrada simbólica de 2 pesos, se desarrolló el pasado 12 de febrero la primera edición de Acampar Rock. Reganja, Exodo, Virola de Pascal, Toxicos, Yon Cuyan, Señor sol, La Chingada, Jaque Reina y Soldaditos... fueron las nueve bandas que encabezaron una jornada de rock que se prolongó hasta el anochecer. La Bitácora viajó con uno de los grupos y te cuenta el festival desde adentro.

El sol que bien temprano rajaba el cemento en una esquina del barrio de Devoto, desde donde partíría el micro de La Chingada, más tarde haría sentir sus rayos entre los árboles de Arrecifes. Todo indicaba que el día brindaría un clima digno de una jornada rokera al aire libre. Mate va, mate viene la banda integrada por "Pipa" (voz); "Piru" (batería) "Wodel" (bajo), Beto (saxo), Chipo (armónica) y las violas: “Juancho”, “Patín” y "Tuky" empredió el viaje con destino al predio Acampar, que da nombre al festival.

El mediodía nos encontró finalmente en el camping que se ubica sobre la ruta 191 que une Arrecifes con Salto, un lugar que brinda todas las condiciones para el miniturismo de la zona. El complejo que incluye cancha de futbol, pileta, proveduria y parrillas se hizo un lugar entre las carpas para montar el escenario sobre el cual, desde las cuatro de la tarde, comenzó el desfile de bandas.

Los chicos de Reganja fueron los encargados abrir la apuesta. La banda de raggae de Isidro Casanova arrancó con un “reggaeton”, nombre homónimo del primero de sus temas para ponerle color jamaiquino a la tarde. La familias acercaron sus reposeras al pie del escenario y otros tantos se amontonaron en los alrededores. El sol daba de lleno sobre los músicos que despertaron las palmas del público.

El enstusiasmo siguió sumando adeptos cuando llegó el turno de ”Exodo”, una banda de reggae oriunda de Pergamino que viene dando sus primeros pasos hace menos de un año. El grupo, tan joven como sus integrantes que apenas alcanzarían los 20 años, sorprendió con la prolija interpretación covers como “El ritual de la Banana” (Pericos), “Is this love” (B. Marley) “Sisters” (Divididos) entre otros.

Y mientras la nubes le daban un respiro a la calurosa tarde, le llegó la hora a la banda anfitriona, los de Arrecifes “Virola de Pascal” deplegaron un repertorio cuyos temás más coreados fueron los covers en los que el cantante se destacó por igualar casi con precisión la voz del “Chizzo” para la versiones de “Lo más fragil de la locura”, “Bien Alto” y la “Razón que te demora” de La Renga. Lo mismo sucedió con las interpretaciones de “Ilusión” de Callejeros y el “Vago” de Carajo.

Poco a poco, las tablas se fueron poniendo más rockeras, con la entrada de los “Tóxicos” , la tardecita comenzó a despuntar con un homenaje a Pappo en el tema Ruta 66. La banda de Quilmes le puso el acento a su estilo con la fusión rock, ska y funk en temas como “Se te acabó la suerte”, “Hey hey” y el reciénte estrenado “Milagros” dedicado la recién nacida hijita del batero.

Mientras el atardecer daba paso a la noche, y los faroles del camping dejaban asomar sus luces, el trío que conforma Yon Cuyan se hizo oir sobre el escenario. Los de la ciudad bonaerense de San Lucía, destilaron un hard rock bastante pesadito para que lo que se venía escuchando. Y para no desentonar con la línea de los covers se lucieron con una ajustada versión de “Even Flow” de Pearl Jam. Siguieron los rosarinos de Señor Sol, quienes le dieron el toque funk con aires de blues que le faltaba al festival.

Y llegaron ellos, a las 21.45 bajo una luna plateada en un cielo completamente despejado, los de Devoto se hicieron escuchar antes de tocar, si.... por la hinchada al pie del escenario varios anunciaban a gritos “La Chingada” . Con dos bajas en el equipo (sin el saxo de Beto y la viola de Tuki, ambos de vacaciones) arremetieron de lleno con “Mi mano”, un rock bien al palo que puso de pie a unos cuantos entre el público. Si bien, “6 cabezas” y “Cuando” sonaron con algunos altercados en el sonido, todo quedó a punto para la exquisita versión de “Hijos” que fue despertando las palmas de la gente. Y se vino el cover “Con la frente marchita”, la impecable interpretacion del tema de Sabina se aseguró el coro de varios que acompañaron. La energía de la banda sobre el escenario se aseguró el apoyo del publico incluso cuando debieron parar para acomodar el tambor de la bata que amenazaba con perder el equilibrio. “Siempre” y “Que vengan” terminaron por despuntar la fiesta. Y finalmente, para lo que ya los conocen, el clásico cierre explotó con Todo un Palo de los Redondos y el agite se consagró al borde del escenario para sentenciar, como dicen ellos que “si ese perro sigue allí”.

Como toda primera edición de un festival, el balance siempre deja aspectos por mejorar. Pero tratándose de una de las pocas iniciativas estivales que se preocupó por reunir bandas under en la provincia de Buenos Aires, Acampar Rock sentó un muy buen precedente para que el under se haga sentir más allá de los límites que le imponen la escacez de lugares y los inconvenientes económicos. Puntos a favor, con una entrada accesible a 2 pesos y un lugar acorde a las exigencias minimas para tocar, Arrecifes configuró el marco ideal para el evento. En contra, sin embargo, fue la escasa difusión que se hizo del festival y las difucultades en el senido y la iluminación, nada que no se pueda mejorar.

(N. de la Redacción: El cierre de la extensa jornada quedó a cargo de las bandas Jaque Reina y Soladaditos que por razones de tiempo La Bitácora no llegó a cubrir.)
TODAS LAS FOTOS