Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Carajo

Resistiendo con energía

Cronista: Gentileza: Nadia Mansilla | Fotos: Beto Landoni

16 de Marzo, 2006

Resistiendo con energía

Carajo se presentó el sábado pasado en el Teatro Flores como cierre de una muestra organizada por el Club Salvaje, sus seguidores organizados en verdaderas troupes adolescentes.

En el marco de una pseudo feria donde se mostraron esas-cosas-que-gustan-a-los-adolescentes como pines, pósters, remeras home-made, y todas esas delicias del irresistible encanto de lo desechable, Carajo tuvo la primera presentación del año en Capital.

La cita fue el sábado pasado, en el ¿nuevo? Teatro de Flores, que convengamos, es como el de Colegiales, pero con el nivel de… Flores. Con una escenografía tan adolescente como casi todo el público, a las diez de la noche arrancó esta banda que de a poquito va haciéndose de un lugar en la escena local.

Lejos quedó aquello del derecho de piso y el pasado en A.N.I.M.A.L sobre el que odiosamente les preguntan cual lugar común a la hora de entrevistarlos. Indagar sobre eso es casi tan reiterativo como hacer mención sobre el padre de Vilanova.

Eso quedó viejo. Hoy Carajo está en su mejor momento. Si hasta salieron indemnes de la pesadilla de cualquier músico: la fractura del brazo de Vilanova que los obligó a suspender varias fechas a mediados del año pasado, pero que finalmente no fue más que el puntapié de un ciclo maravilloso como el “Electrorroto acustizado”.

Aquí y ahora, bah, el sábado y en Flores, Carajo dio otra muestra la fidelidad a su estilo, con sus letras contestatarias, vaya a saber uno dirigidas a quién, pero que llenan de energía hasta el más impermeable a esas emociones, como las que genera ver a un pibe gritar con toda la furia: “¡¡¡SACATE LA MIERDA!!!”

La lista de temas fue el elemento central en un show donde no había muchas otras cosas dignas de ser descriptas. “Salvaje” , “Mal Popular”, “Ironía” , “Resistiendo con ideas”, “Conquistador”, fueron algunos de los que más ruido provocaron abajo del escenario. Los covers de Angeles Caídos, Walk y Fucking Hostile, también provocaron desmanes amigablemente poguísticos. Pero fue sin duda el anteúltimo tema el que hizo temblar a un barrio donde lo que tiemblan son las minifaldas al ritmo de cumbia. ¿Y cuál pudo haber sido? ¡Sí! ¡Sacate la mierda!

Queda demostrado entonces que no son hijos de nadie, que su pasado no hizo nada más que encaminar su presente y que están transitando el camino de la excelencia en un estilo tan particular como cada uno de sus integrantes: el padre de familia, el niño crecidito y el ingeniero devenido en músico.

Hacia el cierre, Corvata lanzó una de sus varias frases concientizadoras en contra de enfrentamientos sin sentido: “Vamos con la última y saltemos todos. Basta de eso de quién vino antes y quién vino después”. En tiempos en que la unidad en el mundo del rock es imprescindible para mantener viva la cultura porteña, esas palabras son admirables.

Ya en el final, como frutillita de un postre fuerte, contundente, pero nunca empalagoso, un cierre perfecto. Luego de los rigurosos y densos agradecimientos, con un excelente (aunque un poco balbuceado) cover de “Smell like teen spirit” de Nirvana. Impecable.
TODAS LAS FOTOS