Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Chascomus Rock

Chascomus Rock 2006 - Dia 4 - Un cierre Paranóico

Cronista: Redaccion La Bitacora | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

24 de Marzo, 2006

Chascomus Rock 2006 - Dia 4 - Un cierre Paranóico

La última jornada del festival de Chascomús no fue la más convocante pero eso seguro nada tuvo que ver con sus protagonistas que dejaron todo sobre el escenario. Los Ratones Paranóicos le dieron el broche a un domingo en el que desfilaron: Guasones, Villa

El domingo amaneció en consonacia con lo que había sido el sábado. El día soleado invitaba a despedirse de Chascomús con una buena sobredosis de rock’n roll hasta bien entrada la noche. Esta vez, la jornada comenzó a las 14.30, a diferencia de las anteriores que irrumpieron al mediodía. La apertura estuvo a cargo de Tres palabras y vinieron: La Toma de Scayesko, La Misteriosa, Los Pulgones, La Trinchera, La Babosa y Tan Burro.

A los últimos le siguieron Dos comodines que le dieron el pie a los uruguayos Hereford, la única banda internacional de la jornada rockera. “Nos encanta poder tocar del otro lado del charco”, dijo el cantante quien también calificó como un honor ser teloneros de los Ratones Paranóicos. El agradecimiento fue correspondido desde el público que recibió a los orientales como se merecen.

“Trabajo sucio” fue la siguiente, sus fanáticos se podían ver con remeras de la banda paseándose por todo el campo del Polideportivo Municipal. Arrancaron, paradójicamente con el tema “Empezar del final” y adelantaron temas de su próximo disco.

Fue el turno de La Rusa, y su líder Diego Beiserman (hijo del “Ruso” bajista de Memphis La Blusera) le dedicó el tema “Espina” a “los hijos de puta de los militares y de los políticos” en referencia al golpe militar del que en una semana se cumplirán 30 años de aquel 24 de marzo. El repertorio siguió con “Enciende”, “Cristal” y “Nunca” para el cierre.

Y tras el paso de La Mocosa, Villanos y Guasones llegaron los encargados de darle un broche de oro a las cuatro jornadas de festival que tuvo como anfitriona a Chascomús. Cerca de las 11 de la noche los Ratones Paranóicos arribaron con bastante retraso y con un cordón policíal, al igual que Pity el día anterior. Con un repertorio plagado de clásicos y temas del disco “Siguen Girando”, cuyo tema homónimo fue el cierre, la banda de Juanse supo demostrar que es una de las pocas las bandas argentinas capaces de mantener un público siempre fiel y numeroso con el paso de los años.

El balance del festival, que contó con cuatro días en los sucesivamente se le dio espacio al reggae, al metal y al rock’n roll, tuvo sin dudas un saldo positivo. No sólo por la convocatoria de público, la variedad de estilos y bandas que desfilaron, sino también por una ajustada organización que no presentó fisuras y funcionó como un relojito.
TODAS LAS FOTOS