Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Chala Rasta

Los rastas se volvieron a encontrar

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

27 de Marzo, 2006

Los rastas se volvieron a encontrar

Chala Rasta se presentó en El Teatro de Colegiales para reencontrarse con su gente y bailar buen reggae en una noche histórica a treinta años del golpe militar

Un pequeño video introducía a la banda liderada por Christian Gordillo, mientras la gente les recordaba que ellos, eran “lo más grande del reggae nacional”. Ok, quizás no lo sean, pero la originalidad de sus melodías y la fuerza de sus letras hacen que la banda intente pelear entre lo más destacado del genero.

La banda sonaba de fondo mientras las fotos iban y venían en una pantalla que El Teatro baja y sube cada vez que auspicia sus próximos recitales. Todos en silencio, todos esperando que salga la voz de su grupo para darle comienzo a un ritual intimo, pero especial.

Ya conocemos al público argentino: cantamos los solos de guitarra y creemos tener el pogo más grande del mundo. A partir de todo el auge de reggae nacional, se pudo incorporar una nueva: pogo reggae. En cualquier tema que dé para saltar y agitar, el publico también quiere participar de la fiesta cantando esos solos, pero de vientos.

“Creo que a esta la conocen”, dijo Christian mientras se escuchaban los primeros acordes de ¿Cómo será?. La gente la reconoció y la transformó en la más agradecida de todas, al igual que Ultimo Round y Ya lloré.

El publico de Chala Rasta es bastante variado, se pueden encontrar remeras de SUMO, los Stones y los Piojos. Quizás por eso es tan difícil encontrarle un estilo a la banda, sí, de reggae, pero que por momentos se anima a jugar con diferentes ritmos que inspiran a bailar.

La fecha fue histórica: 24 de marzo del 2006, 30 años se cumplían del golpe militar de1976. El público, muchos venidos directamente de Plaza de Mayo, no dejaban de cantar los típicos cantos de repudio a los militares. Es por eso que bajaron la pantalla una vez más para mostrar algunas imágenes del 76 y tocar Paredón, un tema emocionante que intenta resumir el sentimiento que tenemos los argentinos luego de recuperar la democracia y parte de nuestra libertad. No hay olvido ni perdon , a los que arruinaron mi nación. No hay olvido ni perdón, a los militares que arruinaron mi nación. A los que asesinaron mi generación, gritaba Christian mientras la gente aplaudia, chiflaba y se emocionaba al mismo tiempo.

Las excusas para tocar eran perfectas: La presentación de su ultimo disco Hijos del Sol, y el reencuentro con su gente luego de la ausencia por varios meses debido a la gira veraniega que los muchachos siempre realizan por la costa.

Una noche donde las emociones iban y venian, los cantitos seguian insultando a los militares, y apoyando a su banda, mientras ellos le ponian reggae de fondo con temas como Cenizas, Africa, Lejos de Mi y Laberintos.

El final se acercaba. Una noche larga con 27 temas a pura fiesta dejando para el final quizás dos de los temas más esperados: Nube negra y No te vayas. La gente agradeció y se fue contenta a las salidas que daban a Rivadavia, esperando otra reunión para volver a encerrarse por dos horas con su “banda más grande del reggae nacional”. Que linda es la subjetividad a veces ¿no?
TODAS LAS FOTOS