Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Blues Motel

Tres décadas de rock and roll

Cronista: Gentileza: Bruno Lazzaro | Fotos: Beto Landoni

09 de Abril, 2006

Tres décadas de rock and roll

Blues Motel, Motor Loco y Barrios Bajos se presentaron el pasado viernes en el Teatro de Flores. Fue una noche signada por otra corriente de rock and roll. Flequillos por doquier, disfrutaron a un trío que representa a las distintas generaciones del rock

Hubo un tiempo en que los recitales de rock estaban divididos por aquellas bandas que se presentaban en soledad y por las que lo hacían en sociedad. Eran muchos los espacios que albergaba la Capital Federal y el Gran Buenos Aires para que cualquier conjunto de rock toque sin la necesidad de ver su nombre debajo de otros conjuntos de menor, mayor o similar nivel de calidad o convocatoria.

Se sabe que no son muchos los grupos a los que les divierte participar en festivales o reuniones de varias bandas ya que el tiempo para mostrarse escaso y la lucha de egos entre las bandas con mayor historia cobra vida.

Sin embargo, cuando estas reuniones se realizan entre conjuntos que tienen una cierta comunión puede llegar a ser una buena alternativa. Más, por los tiempos que corren. El alquiler de los espacios para tocar es elevado y las complicaciones para que las bandas se presenten con asiduidad abundan. Y encima los reductos rock al estilo Cemento, perecieron y no queda otra que ver recitales de rock and roll en lugares donde, es verdad que el sonido ayuda, pero la estampa rock pierde escenario.

El lugar elegido para la presentación de estas tres bandas de rock and roll fue El Teatro de Flores, sitio donde se encontraba (hace unos cuantos años) el Teatro Fénix y hasta hace poco habitaba el boliche Retro. En ese mismo ambiente que tenía el bailable más cheto de Flores, pero con un escenario al fondo, se encontraron cientos de flequillos con la consigna de ver a los tres conjuntos "por primera vez juntos", como anunciaban de todos lados días antes al show.

Los primeros en subir al escenario fueron los chicos de Barrios Bajos, un conjunto que, según confesaron años atrás, intenta ser reconocido y no re conocido. Le siguió Motor Loco que, pese a tener menos años y similar convocatoria que el conjunto anterior, cuenta entre sus filas con el ex bajista de Viejas Locas, Fabián "Fachi" Crea. Lo que se dice un poco de chapa. De todos modos fue una trilogía clara ya que Barrios Bajos forma parte de la tercera camada del rock and roll local, mientras que Fachi corresponde a la segunda y los encargados de cerrar la noche, Blues Motel, a la primera.

El show de los primos Herrera-Díaz y cía comenzó alrededor de las 22.20 y se extendió durante una hora, lo mismo que las demás bandas. Algo corto para aquellos que pagaron su entrada por ver solo a un conjunto y una ganga para que simpatizan con los tres.

El recital estuvo signado por el mal sonido de El Teatro de Flores (no hay comparación con el de Colegiales), pero de todos modos, el conjunto con más de 18 años de historia, se las ingenió para que los suyos no dejaran de agitar en ningún momento. No hubo mucho dialogo entre la banda y su público, de ninguna de las dos partes. Fue un recital cansador para aquellos que fueron a ver las tres presentaciones y un show calurosísimo para los que llegaron al final, pero el rock and roll tiene su sacrificio (que no tiene nada que ver con la pedorrada de Pier).

Entre el repertorio elegido, donde primó Corazón de Buey (disco que despedían para introducirse en la ambiciosa realización de tres materiales), sonaron "Brujos", con su clásico "Vamos, vamos Blues Motel", "Dame magia", Callejera", Demián y Abraxas" y "Blues Motel". Alrededor de diez temas que calentaron la noche y dejaron con sed a los que esperaban más. Pero ya eran las 23.30 y las normativas actuales imponen que los menores, grandes protagonistas de toda clase de show de rock and roll, tienen que estar fuera antes de las 24. Quizá para deshacerse de responsabilidades es que la noches se hacen cortas. Pero en el Blues Motel el rock and roll parece nunca dormir y eso...se sabe.
TODAS LAS FOTOS