Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Umbanda

Juegos de Seducción

Cronista: Gentileza: Nadia Mansilla | Fotos: Beto Landoni

16 de Abril, 2006

Juegos de Seducción

Umbanda íntimo e hiperactivo en un salón palermitano. Funk, ska, reggae, todo en un show que dejó a más de uno boquiabierto. Crónica del recital de una banda que se las trae

El escenario casi les quedaba chico. Pero sirvió para hacer más íntimo un show que sorprendió tanto a los seguidores de la primera hora, como a los que caían por casualidad. Sucede que estos chicos de Paternal, la vienen remando desde 1999 y tal vez sea el paso del tiempo, como un buen vino, lo que los llevó a lograr lo demostrado el jueves pasado en un elegante reducto porteño.

Pasada la primera hora del viernes santo, salieron al escenario e hicieron levantar de su silla e inevitablemente moverse al ritmo a las más de 200 personas que fueron a La Castorera, el lugar exacto para este tipo de shows.

Todo el tiempo juegan con las luces, devuelven la buena onda del público, hablan en spanglish, saben mezclar ska y reggae, zamba y candombe, hip-hop y rock. Son latinos, sin estereotipos impuestos por algún productor asesino. Denuncian con poesía y se comprometen con dulzura. Le cierran la boca a los fundamentalistas que dicen que los samplers no se pueden mezclar con el rock Demuestran las influencias de Manu Chau y Fidel Nadal, pero con originalidad. Despliegan un show de melodías muy bien logradas y letras impredecibles.

Si el disco es una caja de Pandora, en vivo sorprenden todo el tiempo. Ya sea con las luces, con las letras, o con los pasitos que los hace dar el ritmo que llevan en la sangre. Esta ensalada de estilos que tan bien llevan adelante creó, en un show que duró más de 2 horas, un clima de ritual lleno de armonía.

Maquinitas, influencias, estilos mixados, letras que narran viajes en tren y viajes por el caribe, transmiten sensaciones y generan emociones originales, como las que no se ven en la escena local.
TODAS LAS FOTOS