Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Almafuerte

Pandilla de hombres poco recomendables

Cronista: Gentileza: Pablo Gabriel Krause | Fotos: Beto Landoni

30 de Abril, 2006

Pandilla de hombres poco recomendables

Como es costumbre, Almafuerte celebró nuevamente el día del trabajador, esta vez en El Teatro de Flores. Finalmente hubo presentación del nuevo material, pero sí varios clásicos de Hermética y V8.

Una vez más, como cada primero de mayo del último tiempo a esta parte, Almafuerte se subía a un escenario para festejar el día del trabajador. Claro está, el calendario del 2006 hizo que el primero cayese lunes, por lo que Iorio y los suyos se vieron obligados a adelantar la celebración. Después de todo, el martes era día laborable y hubiese sido un tanto contradictorio presentarse el lunes por la noche. El Teatro (sucursal Flores) fue el lugar elegido, aunque Iorio dio a entender que el próximo objetivo de la banda es nada más y nada menos que el Luna Park. El problema es que, con todo lo que habla Ricardo, es difícil distinguir cuándo lo dice en serio... sólo el tiempo lo dirá.

De entrada, el show era bastante similar a lo que Almafuerte nos tiene acostumbrados últimamente. Antes había pasado por el escenario Almamula, banda que, al igual que su nombre, deja mucho que desear, pero que logró ponerse la gente en el bolsillo con el clásico de Hermética, En las calles de Liniers. A veinte minutos de las diez de la noche, fueron los acordes de El Visitante los que una vez más dieron comienzo al show de Almafuerte.

Un Iorio mucho más suelto que otras veces, tal vez por tratase de una “fecha propia” y no de un festival, dejó en el aire un manto de duda cuando dijo que era “un buen día para tocar Gil Trabajador”, otro clásico de Hermética, aunque finalmente continuaron con Yo Traigo la Semilla. Hasta allí nada nuevo, a excepción del show paralelo de Iorio al micrófono. Primero parodiando a Fito Paez y luego arremetiendo contra los fotógrafos, porque “nunca sale bien en las fotos de Almafuerte” y por último mandando saludos a la Rock & Pop (aunque usted no lo crea), “porque son los únicos que, cada tanto, pasan algún tema de Almafuerte. Don Ricardo estaba de buen humor, y eso se transmitía en la performance de la banda.

Uno de los rumores previos al show, era la supuesta presentación, a modo de adelanto, de algunos temas que formarán parte del próximo disco. Sin embargo, según Iorio no los autorizaron a tocarlos “porque siempre hay alguno dando vueltas con un grabador, y nos chorea los temas”. El Pibe Tigre, clásico siempre bien recibido, sirvió como premio consuelo.

“Si la vida y la dicha nos dan la oportunidad, como tantos otros rockeros, haremos tal vez un Luna Park”. Textual de Ricardo. Cuánto habrá de cierto, no tenemos manera de saberlo, pero era una frase obligada para incluir en esta nota. El show continuó y después del tema que lleva el nombre de la banda, Iorio dejó el escenario para dejar que Claudio “El Tano” Marciello tome la posta con una seguidilla de impecables instrumentales en los que, por momentos, sus compañeros no llegaron a estar a la altura de las circunstancias.

A poco más de una hora del inicio del show, un efímero intervalo sirvió de descanso para lo que vendría después. En cuanto Almafuerte volvió a pisar las tablas del local de Flores, los clásicos llovieron uno detrás de otro. Primero dos de “la H”, La Revancha de América y Del Camionero, y después una brutal seguidilla de V8: Deseando Destruir y Matar, Muy Cansado Estoy y el inmortal Destrucción.

Un show completísimo el del domingo. Quienes hayan visto un par de veces a Almafuerte podrán dar fe de que la lista de temas no suele alterarse demasiado, y la inclusión de viejos clásicos al final fue una alternativa interesante para no darle “más de lo mismo” a la gente. De todas maneras, más allá del buen humor de Iorio, no cayó bien el momento en afirmó que “los de la pizzería de enfrente están con baldes de cinco litros de agua para que no pase lo de Cromañón”. Más que desubicado, sobre todo cuando el tema que seguía era Hoy Es, cuyo estribillo reza “a fuego lento te asarás mejor”. Hay ciertas cosas con las que no se jode.
TODAS LAS FOTOS