Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Zumbadores

... Son pájaros de la noche, que oímos cantar...

Cronista: Gentileza: Matyas González | Fotos: Beto Landoni

19 de Mayo, 2006

... Son pájaros de la noche, que oímos cantar...

Noche de narices frías en el Teatro de Colegiales para la presentación de “Hijos de la barbarie”, hablamos del último trabajo de Zumbadores.

Noche de narices frías en el Teatro de Colegiales para la presentación de “Hijos de la barbarie”, hablamos del último trabajo de Zumbadores. El marco se presentaba algo descolorido y dependía de estos 5 colibríes dar vuelta el termómetro o decaer en una hipotermia de viernes por la noche.

Flashes blancos y azules sobre una bélica estatua de la libertad en el escenario y el tempo glam bien marcado de Fresa Robic para cachetear y despabilar a un modesto público, el cual sabía lo que había ido a buscar y eso se hizo notar.

Inyección de calor para Adictos en un creciente estado de energía, observados desde arriba por un Psicodealer quien con Pastillitas, samplers y guitarras en pleno destello supo cómo dar arranque a este viaje que empezaba a fogonearse en continua evolución.

Un viaje que mostró a unos Zumbadores muy laburadores; arreglos en violas a cargo de un alegre Pablo Rempel, el que por momentos se alzaba en pura estampa Beilinson y en otros sorprendía haciendo sonar su SG con guantes The Edge.

Giros importantes tanto abajo, en estudio, y arriba, en escena, no más vientos y si más tecno-zumbidos. Maquinas por aquí, producto de aperturas en el abanico creativo de la banda y caritas de sorpresa nostálgica por allá. Eso si, - sin perder la esencia- me confesó un fana muy atento al show.

Suenan sólidos, prolijos y adolescentemente frescos. El calor abrasivo se sintió en Cacería festiva; la presentación para que conozcamos a un Tío de la ostia y la explosión esperada, fogonazo despertador de un pogo hasta ahora inerte, con Chica de la luna y su oooh ooohhooh ¡! quien trajo nuevos aires, cánticos y el calor salvador.

Le siguió Santuario; un “u2esco” Temporada en el infierno, una recorrida por Frutillas y almejas con Viejos naipes , Rock para titanes y la bandera del rock and roll que se desplegó sobre todo el teatro de colegiales. Hacia el final los bises con Hijos de la barbarie y el Ritmo de los condenados para terminar todos bailando sobre la tumba de algún ser “querido”.

Feliz presentación para Zumbadores, quienes por lo visto decidieron virar hacia otros horizontes. Eso si sin cambiar ni de cielo ni de nubes; bien por ellos; bien por su gente que así sea…
TODAS LAS FOTOS