Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

2 Minutos

Una Experiencia En 2 Minutos!!!

Cronista: Gentileza: Matyas González | Fotos: Beto Landoni

25 de Julio, 2006

Una Experiencia En 2 Minutos!!!

Una de las pocas bandas punk que conservan la esencia del estilo, se presentó este fin de semana para sacar toda esa furia contenida. Mosca y los suyos hicieron del show una fiesta inolvidable

El que no salta es un stone, el que no salta es un stone...!!! Vociferaba la monada, al mismo tiempo que yo hacia un bollito mi campera blanca con la lengua de Warhol bordada en el lado izquierdo. Y mientras tragaba en seco, me aliviaba solo recordar la loca versión de “Out of Time”, de Jagger y Richards, que grabaron allá por los 70 la banda de Joey, Dee Dee y los suyos.

A eso de las 9 de la noche, El Mosca Velásquez salió al choque gritándole a todos, como hace mas de 12 años, que “Carlos se vendioooo, al barrio de Lannousse, el barrio que lo vio crecer..., Y que ya no esta igual...!” un arranque para el recuerdo lejano de principios de los noventa con “Valentín Alsina” como carátula. Barrio que vio crecer a los 2 Minutos quienes este fin de semana arremetieron Colegiales con la presentación de su último trabajo “Un mundo de sensaciones” . Con esta placa completaron un total de 9 discos, este último con la producción de Juanchi Baleiron de Pericos y los aportes de Claudio O Connor, invitado de honor de la noche del viernes, Sebastián Teysera de la Vela y Diego Blanco quien también aporto teclados, además de un show que rescató más de una década de Punk rock nacional de pura cepa.

Y quien mejor que ellos para reprocharle a alguien que ya no está igual y que dejó de hacer cosas que antes lo hacían más personas. Si ellos mismos emanan hoy, el mismo olor a garaje de Valentín Alsina. Ellos mismo guardan acorazados un estilo y una esencia que los hizo y los hace pioneros de un género tan fuerte como los es el punk, mentor de movimientos únicos e imborrables a nivel mundial. Y son ellos mismos, Mosca, Papa, Marcelo, Indio y Luis, quienes nos siguen regalando letras tan naturalmente directas, claras, crudas y burlonas. “Tenés dos opciones: estudiar o laburar y ninguna de las dos me va..”. Porque de eso está hecho el punk, gritarle a todos las cosas que nos rompen las pelotas en la jeta y darle una patada en el orto si podemos. Y son esos pibes de jeans caídos apretados y remeras parcas quienes, como la marea embravecida, chocaban sus cabezas, sus hombros y sus puños en una comunión agresivamente espontánea, como un mar contra los acantilados inamovibles, fríos y macizos del poder injusto que nos reina. Estos jóvenes a través de este rito parecen intentar una descarga de toda una ira o rabia contenida o, por qué no, alegrías y desahogos personales. Todos contra todos, entre si, como si se brindaran una ayuda mutua poniéndose el hombro, pero no del modo comúnmente usado.

Eso fue 2 minutos, una vez más, una furia de guitarras frenéticas, compases hidráulicos de batería, teclados y la voz de Mosca, este eterno pibe de barrio que escupe, grita, y agita derramando sobre el escenario todas esas noches de esquina y faroles rotos. Esas noches de pelea y tranzas, de cerveza y de mujeres que no.

El show mantuvo su línea constante, un clima de fiebre con momentos copados como lo fue la invitación de Claudio O Connor al escenario o el momento en que se hizo subir a un flaco del público con careta de Jason para que cante junto a ellos. Claros ejemplos de experiencia, profesionalismo y comunión.

Noche para sacarse la mierda de encima, romperse la cabeza y empalagar los oídos y los corazones respirando aires de barrio, de calle, de historias, cosas imborrables que se logran aunque cueste creerlo, en solo 2 minutos!!!
TODAS LAS FOTOS