Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Turf

Fiesta cool en manos de Turf

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Beto Landoni

20 de Agosto, 2006

Fiesta cool en manos de Turf

Los coquetos de Turf se presentaron en La Trastienda para repasar algunos de sus mejores clásicos radiales.

Si todos pensáramos igual, escucháramos la misma música y nos vistiéramos de una misma forma, este mundo sería un embole. Muchas veces, esas diferencias nos hacen mierda. Nos enojamos con el que piensa distinto a nosotros, lo odiamos, lo detestamos.

Lejos de la política, la religión, y un equipo de fútbol, con la música pasa algo similar: Redondos vs Soda Stereo, y que se “muera Cerati la puta madre que lo parió”. Es así, así somos, está en nuestra sangre: es nuestro rock and roll.

Turf tocó en la Trastienda y convocó a varios púberes que les dan la espalda a cualquier titulo que los discrimina y poco y nada les importa el pequeño pecado de consumir lo que algunas personas (malas, muy malas) le dictan.

Casi lo llenan, y en lugar de esperar las doscientas personas que faltaban, Joaquín Levinton salió para repasar sus cuatro discos y un poco del que, según él, “ya están por sacar”. Los nenes contentos, siempre preocupados por que la bufanda perfectamente arreglada no se desarregle, mientras ellas, con cámara de fotos en mano (para una futura actualización de su fotolog) gritaban y bailaban con esos hits que tanto escuchamos en todas las radios y en todos los canales de música. Todos.

“Cuatro personalidades”, “Magia Blanca”, “No se llama amor”, “Para mi, para vos”, “Yo no me quiero casar, y usted? Uff, creo que son todos. Conste que no nombré el archi pegajozo, y por momentos macanudo, “Loco un poco”, pero esa mala y muy fea actitud ya se ampliará más adelante, casi llegando al final.

Un verdadero glam cool no puede quedarse con el mismo vestuario todo el show, es por eso que Giordano esperaba con tres cambios de ropa detrás del escenario para que Joaquincito modelara las próximas tendencias que los chicos, esos que estaban abajo contemplando a su rock star, sabrán usar el próximo fin de semana.

Claro, en el medio pasaban canciones, y la banda, incluyendo tres vientos que fueron lo mejor del sonido seguía con los clásicos. Todos esperaban (a lo mejor me hice la idea) que, por supuesto, sin la mejor duda, cerrarían con Loco un poco, ¿o no es un poco obvio? Pero no, los chicos, en una de las tantas despedidas, volvieron y sentenciaron: “Gracias por venir, los dejamos con este tema que va a estar en nuestro próximo disco: S.O.S”. Y así fue, S.O.S nomás, y listo. Todo terminó. ¿Listo? Sí señor. Las luces se prenden y todos afuera. No se acepta ningún tipo de capricho.

Volviendo a las diferencias. Todos somos distintos: el concepto de Rock and Roll es propio y nadie tiene la razón sobre qué es bueno, y qué no, solo queda divertirnos con lo que creemos que nos representa, y juntarnos una vez cada tanto, con otros que piensan como uno, sin tabúes, sin vergüenza y rockear, a su manera, como Turf. Boys just wanna have fun, y eso lo único que importa.
TODAS LAS FOTOS