Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Viticus

III

Cronista: Gentileza: Christian Alliana

20 de Enero, 2009

III

Cierre para la trilogía de Viticus en donde la banda sigue transitando el camino seguro del rock and roll.

Con dos discos en sus espaldas (Viticus de 2003 y Súper de 2006), en esta ocasión Viticus sigue despuntando su vicio rockero con un álbum negro denominado III. Con el siempre imprescindible liderazgo de Víctor Bereciartúa, más conocido como Vitico, en bajo y voz, la banda suena cada vez más compacta. Y si en su anterior producción, el ex Riff fue cediendo un poco el micrófono, en esta ocasión las voces de los guitarristas Ariel Rodríguez y Sebastián Bereciartúa ganan más protagonismo.

“Voy a pasar a buscarte” da comienzo al más puro rock con una letra pícara y las gaitas invitadas de Oscar Llobenes que recuerdan al AC/DC de “It´s a long way to the top”. La historia de un auténtico rockero de ley se destaca en “Un legendario”, sostenida por una música de carretera y la etílica “Dr. Dr” invita al baile. “Sr. Rock and roll” suena rápida, metalera y puede tomarse como un homenaje a Pappo gracias a sus versos que rezan: “él tuvo el blues desde la cuna / y también tuvo el rock and roll / siempre viajando en una Harley / el camino fue su dios”.

El tercer violero de la banda, Nicolás Bereciartúa, se hace cargo en soledad de la acústica “El Abastito” grabada en el estudio que lleva el nombre de dicho tema. El bajo de Vitico junto a la batería de Francisco Isola dan comienzo a “Fuego y destrucción” e inmediatamente logran que el oyente comience a mover el pie marcando el ritmo antes de que el riff de “Quiero volver a las raíces” nos remita a “Trabajando en el Ferrocarril” de Pappo´s Blues.    

La voz de Sebastián canta en “Utopía” sobra la necesidad de ser auténticos parafraseando a su tío Vitico con su famoso “que sea rock” y el slide paseándose por todas las cuerdas de la guitarra. “Mabel” es otra de esas odas al arrepentimiento por haber engañado a la chica de turno y “Solo” le pone punto final al álbum con una amable melodía.

El disco negro de Viticus continúa la línea de sus antecesores en una apuesta estética y musical que se apoya en la base de esas tres guitarras bien rockeras que ya son marca registrada de la banda.

TODAS LAS FOTOS

LEER MÁS

NOTICIAS BREVES


No hay resultados para esta sección.

Intagram @revistaelbondi