Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Willem

Los mejores días

Cronista: Pablo Andisco

16 de Marzo, 2009

Los mejores días

Pop rock con la medida justa de electrónica.

Willem es un cuarteto que lleva cinco años girando por el under y actualmente está integrado por Lisandro Etala como cabeza visible (guitarras, teclados, programaciones y voz, además de la mayoría de las composiciones; y a quien acompañan María Morillo en bajo y coros, Ignacio Astica en guitarras y Tomy Lucadamo en los tambores. Este segundo disco del grupo se editó en 2008, tres años después de “Soy una sola vez”, y en apenas siete canciones y poco menos de media hora, Willem entrega un material agradable, que transita cómodamente por la autopista del pop pero no descarta ninguna colectora.

El comienzo es con “Mil coronas”, un pop llevadero y veloz, con un aire a lo menos oscuro de The Cure y un cierre con solo de viola al mango. Para contrastar llega “Flow”, con su coro femenino y despojado, con silencios prolijamente distribuidos en un espíritu chill out que sin embargo se pierde hacia un final más potente. “Si querés” es una canción de guitarras acústicas con influencias británicas, en una línea similar a la desarrollada por Las Pelotas en sus últimos discos, en la que todo está en su lugar, inclusive las rimas.

A modo de quiebre, “Miel de ayer” aporta guitarras arpegiadas pero densas, el bajo rebotando constantemente y aires al Soda de Canción Animal y un estilo parecido envuelve a “Varado”. Las acústicas vuelven al primer plano en “Era de la nada”, el tema más camaleónico del álbum, que viaja por un estribillo con cuerdas, y junto al arreglo de voces adquiere ribetes épicos, para terminar con un fade out en plan folk. El último tema es “Fantasy room”, bastante más electro y bailable que lo que la banda venía mostrando, como si nos invitaran a dejar el trago y pasar a la pista de baile y menear la cabeza al compás de los loops, aunque sin moverse demasiado.

Con influencias del pop nacional más rocker y las nuevas olas británicas de los ’80, Willem entrega siete buenas canciones, como grageas de un talento que prefieren dosificar, como si los mejores días aún estén por venir.

TODAS LAS FOTOS

LEER MÁS

NOTICIAS BREVES


No hay resultados para esta sección.

Intagram @revistaelbondi