Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

La Toscano

Albergue transitorio

Cronista: Pablo Andisco

16 de Agosto, 2010

Albergue transitorio

En su primer álbum, la banda se apoya en la canción rock y en las historias de viajes.

Formados en 2005 y agrupados en la zona del Abasto, La Toscano forma actualmente con Leandro Vaccarini en voz y guitarras, Alejandro Costas en guitarras y armónica y Ramón Galup en batería, más el fundamental aporte como músicos invitados de Martín Lozano en bajo y Ezequiel Bruno en batería. Unos cuantos recitales por el circuito under y un par de demos sirvieron de base para que este año viera la luz su primer disco, Albergue Transitorio, editado de modo independiente y que se apoya en el rock cancionero de guitarras, muchas historias de rutas argentinas -y alguna que otra más cotidiana-, y la particular voz quebrada de su cantante.

Ya desde su tapa-postal de camping, el disco transmite su espíritu. El viaje en plan escapista y revelador domina buena parte de las letras, como las baladas semiacústicas “No me voy” y “El micro de las seis”; la canción rock “Cuando sea tarde”, o “Siempre escapando” y su juego entre el reggae y la pared de violas. Pero la mejor muestra de esta búsqueda es “María al sur”, con su intro de acústica y armónica, el cambio de ritmo a caballo de los pedales y una percusión candombeada que explota hacia el final en un solo de tambores.

El funky es otro de los protagonistas de este albergue, abriendo el juego con “Agendas vacías” o en los buenos efectos de guitarras de “Y no podés”. El formato canción arremete en su pata más rockera con “Una palabra” (con un aire a Los Rodriguez y Bob Dylan como gurú), “Mal trago” y “Mañana quizás”. También se destaca “Pensé”, con su épica de multitudes y los acordes bien marcados.

“Goyeneche” es un rock bluseado, inspirado en “Chau…no va más!”, tangazo de los hermanos Expósito, que resignifica una vez más al Polaco como el tanguero más rockero. El recitado de la letra original es sin dudas un acierto, que cuadra perfectamente con el ritmo que lleva la canción. El “blues del vago” no aporta demasiado en la enésima oda a la ociosidad en la lírica del rock. Para el final se guardan “Yo sigo”, explorando un camino hard que les sale bien y queda como una puerta abierta para futuros proyectos.

Albergue transitorio es un buen debut para La Toscano. Más allá de pisar algunos lugares comunes, la banda suena prolija y sucia según la ocasión e insinúa elementos interesantes para trabajar en un futuro.

TODAS LAS FOTOS

LEER MÁS

NOTICIAS BREVES


No hay resultados para esta sección.

Intagram @revistaelbondi