Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Gustavo Sala

"Esto es una especie de comedia punk"

Cronista: Lucas González | Fotos: Gentileza prensa

12 de Enero, 2017

"Esto es una especie de comedia punk"

El dibujante vuelve con su aclamado espectáculo, Levadura Bailable.

Ante el interrogante sobre si es o no una buena época para hacer humor, Gustavo Sala es categórico: “La realidad lo pide indirectamente”. No conforme con la sentencia, se explaya sobre el concepto en sí, argumentando que “humor” como palabra es ambigua, y que puede ser interpretada desde “muchos lugares”, y lanza un suspiro casi imperceptible, hasta imaginario. Y así, con la mirada perdida, como buscando el término adecuado y preciso en su inconsciente, esgrime la teoría: “Puede ser un chiste de gallegos o un sketch de Miguel del Sel, algo liviano; pero también puede comprender una cuestión más oscura, política, subversiva e incómoda”. Y es ahí, en la molestia, donde el marplatense encuentra identificación, porque lo que a él le interesa es “mirar lo establecido, lo institucional” y colocarlo en otro lugar. Por eso, además, reconoce de manera pícara que le gusta trabajar con el rock: “Está lleno de cosas, de intocables y dogmatismos”.

Sentado en un modesto bar de Avenida San Juan, y luego de despejar la interrogante sobre el rol de la comedia actual, Sala se dispone a pedir una Coca Light, aunque la camarera que toma su pedido se confunde y le proporciona una Zero. “Dejala, no te preocupes. No soy un fundamentalista”, le dice el dibujante, que hasta para las nimiedades es un gran titulador.

También me divierte la cosa absurda, lo estúpido”, admite, como para quitarle sacralidad a la conversación. “Tampoco el humor tiene que poseer un mensaje épico”, suelta al tiempo que acomoda sus anteojos y arremete nuevamente contra el establishment: “El humor en el rock tiene que aparecer cuando se inmiscuye lo institucional o la seriedad, como cuando colocan una placa de bronce en la esquina donde se compuso ‘La balsa’”. Y apunta que “es ahí cuando hay que desacomodarlo”.

Creador de la emblemática Bife Angosto, tira que se publica todos los jueves en el suplemento NO!, de Página 12, considera que su estilo se enmarca dentro del grotesco. “Me gusta mucho la palabra, por lo exagerado y lo que representa”, reflexiona, al tiempo que se explaya y explica que para él la vida es bastante difícil tal como está planteada. “Somos personas simétricas, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, nuestro cuerpo es uno solo. Los elementos son siempre iguales”. Y retruca al estilo Sala: “Con el grotesco vos podes estirar, expandir, deformar y pensar lo que se te cante. Me parece que la gracia es poder imaginar lo que vida no te permite hacer”.

Un nombre ineludible en materia de grotesco y sátira es el de Robert Crumb, a quien nuestro crédito local señala como un gurú, el gran mito viviente de la historieta contracultural, una referencia en eso de irse a la mierda o de romper con lo establecido. Las casualidades o el destino, quisieron que el norteamericano, contemporáneo de Janis Joplin y Led Zeppelin,  forjara su figura entre el hippismo, Woodstock y el LSD. A propósito del creador del comix -término empleado para aquellas historietas con límites endebles, que se nutren de del sexo o la droga, por ejemplo-, Sala sostiene que es un faro en lo estético, una figura ideológica conceptual muy importante y lo compara con Frank Zappa en la música, y con Charles Bukowski en la literatura.

-El género en el que te manejas tuvo su mayor exposición hace décadas, ¿cómo haces se hace para sobresalir?

-Uno está toda la vida buscando su propio camino, o por lo menos es lo que me pasa. Hay veces en la que veo mis trabajos, por ejemplo, y pienso que claramente son una ensalada de dibujantes que me influenciaron. Está todo ahí. También ocurre que hay gente que dice que mi estilo es súper distinguible. Más allá de querer hacer algo virtuoso, lo más interesante en cualquier ámbito artístico en el que te muevas, es tener una voz propia, cosa que tal vez no lo logras nunca. En mi caso, trato de ir probando un registro, de no aburrirme haciendo siempre lo mismo y no sentirme cómodo con lo que hago, ya que siempre lo estoy revisando y tratando de agregarle cosa y de pulirlo.

Producto de ese movimiento constante, de ese seguir haciendo, es que surge el espectáculo Levadura Bailable. De acuerdo al dibujante, tiene un poco de stand up (“hay eso del monólogo humorístico, pero también mucho de improvisación”), otro poco de música (“el complemento en escena es Pelu Romero, de Los Barenboim, quien está con el bajo y un teclado, además de ser el encargado de disparar imágenes, algo que le da un look más comiquero”). Y admite que buscaba evitar “la cosa” de un tipo parado frente al público y hablando.

No resulta extraño que los tópicos sobre los que se cimenta la presentación sean el sexo y el rock. De hecho, reconoce que buscó imprimirle la dinámica de un show rockero, ya que por ejemplo hay canciones (sí, las hay) en las que participan los espectadores. “Mezclo lo que me divierte o se me ocurre”.

Levadura Bailable nació el año pasado, tuvo sus primeras cuatro funciones en noviembre de 2016 y volvió esta temporada, hace una semana. Como no es actor, menciona, está hecho desde otra lado, con otra óptica. “Ni siquiera tenemos un director, mucho menos una estructura formal”, comenta y agrega: “Es todo mucho más salvaje”. Pero el reto para Sala pasa por otro lado, ya que es el primero en decir que no es actor, que no cuenta con esos recursos, por lo que tiene que vencer la timidez a su manera. A causa de esto último, es que le genera sorpresa muchas de las reacciones con las que se encuentra él mismo. “Arranco con miedo y paranoia, y termino con una gran excitación, muy al palo. Y es lo te da el escenario”. Además, concluye: “Necesito generar esa atmósfera, de complicidad con el público, de electricidad, de nervio rockero, ya que todo esto es como una especie de comedia punk”. 

Foto: Gentileza prensa/Natalia Berninzoni   

*Todos los jueves de enero en Tano Cabrón, Jean Jaures 715. A las 21.  

TODAS LAS FOTOS