Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

El Mató a un Policía Motorizado

"Nos tomamos más tiempo para trabajar las cosas"

Cronista: Lucía Fernández | Fotos: Gentileza prensa

05 de Octubre, 2017

 "Nos tomamos más tiempo para trabajar las cosas"

Con su nuevo álbum, La Síntesis O‘Konor, como nave insignia, la banda agotó tres Vorterix y va por el cuarto. Más allá de este crecimiento progresivo, siguen viviendo la música desde el under, como lo demuestra Doctora Muerte, antes del primer concierto en Colegiales.

A esta altura El Mató a un Policía Motorizado no necesita presentación. Hasta hace poco, meses tal vez, eran un secreto a voces que terminó de dimensionarse con su reciente disco, La Síntesis O‘Konor (2017), que les permitió agotar tres Vorterix y agregar un cuarto. Pero no existe ningún "saltó a la popularidad" en esta actualidad del grupo platense: referirse a su presente de ese modo sería ignorar el constante laburo de su primer álbum a hoy. Un camino sostenido que ya va por los quince años y que explica el baterista Doctora Muerte.

-Si bien este disco era muy ansiado por su público, también les permitió sumar seguidores. ¿Esperabas tanta repercusión?
-Siempre cuando hacemos un disco estamos concentrados en eso, pero la verdad es que no esperábamos que sea tan bien recibido, tanto por la gente que lo esperaba como por aquellos que no nos conocían. Fue increíble la buena recepción que tuvo el disco y estamos muy contentos por eso.

-¿Generó algún descontento la propuesta? 
-Puede ser que en alguna que otra persona, pero, en general, a la gente que se lo mostré y con la que conversé, estuvieron muy contentos y les pareció que el cambio sonoro y la mejora estaba muy buena. Nos tomamos más tiempo para trabajar las cosas, y grabar en los estudios Sonic Ranch (en Texas, Estados Unidos) nos permitió dar un salto en la calidad en cuanto al audio y a llegar a lugares musicales que por ahí antes queríamos pero no sabíamos cómo.

-¿De qué modo intervino el trabajo en Sonic Ranch respecto a lo que tenían planeado? ¿Influyó de manera notoria en el resultado final?
-Nosotros veníamos trabajando hacía bastante la pre-producción con las maquetas, pero cuando llegamos al estudio (por Sonic Ranch) vimos instrumentos increíbles y algunas cosas fueron cambiando en detalles finales. Había marimbas, guitarras y una lista de instrumentos de percusión increíble. Tenerlos a disposición las 24 horas hizo que muchas cosas fueran cambiando, pero sobre la misma base que veníamos trabajando. Es decir, se reforzó más aquello que queríamos.

-Si bien su reconocimiento fue progresivo, ¿te atreverías a decir que este disco marcó un antes y después en la banda?
-Desde que empezamos, fue escalonado, pero ahora se notó que le gustó a mucha gente. Se agotaron los Vorterix y tuvimos que agregar otro. Una locura.

-¿Un mayor reconocimiento los obliga a exigirse más?
-Siempre nos gusta crecer y estamos aprendiendo, tratando de mejorar día a día. Ahora en Vorterix vamos a tocar unas canciones del disco que no habíamos hecho anteriormente y estamos ensayando de nuevo. Todo el tiempo tenemos objetivos a corto, mediano y largo plazo.

-¿Se consideran referentes del movimiento indie?
-Nosotros hicimos nuestro camino desde el año 2004, cuando sacamos nuestro primer disco (Navidad de reserva, de 2005), y ahí nos mantuvimos. Hay un montón de otras bandas que eligen la independencia como trabajo y tienen una libertad artística genial. Yo creo que es el camino que conocimos nosotros y el único que tomamos, todo es respetable. Por el año en el que comenzamos, ya estamos grandes, y por ahí eso signifique ser referente.

-¿Crees que su crecimiento como banda fue proporcional al de la escena?
-Fue una explosión de muchas cosas. Nosotros somos de la generación que vivió los ‘90 de adolescentes y vimos el cambio, la crisis y el quiebre con Cromañón. Eso, sumado a la explosión de Internet, y tener acceso a toda la música del mundo y de la historia en un click, generó una escena. No creo que sea una sola banda, pasan muchas cosas al mismo tiempo, es como el espíritu de un pueblo. En nuestras primeras giras, nos encontramos en Neuquén con Atrás hay truenos, en Córdoba con Claravox, y veíamos que existían un montón de cosas en simultáneo que no conocíamos y flasheábamos. Cuando empezamos a salir, a Brasil y a México, todo estaba ahí, era un movimiento general.

-De todas maneras tienen su fanatismo por el formato físico. Hace unos días lanzaron la edición vinilo de La Síntesis O‘Konor.
-Nosotros somos fanáticos de los vinilos, de los CD‘s. Tenemos y escuchamos un montón de música en edición física, además de tener Spotify en el celular, como todo el mundo. Ahora hay una renovación del vinilo, muchas bandas editando. Nosotros lo venimos haciendo desde el primer disco, nuestros amigos nos decían: "¿Qué van a hacer con mil CD‘s? Los van a tener guardados en la pieza". Siempre nos gustó editar físicamente las cosas y este vinilo quedó re grueso, se escucha re bien y, como estamos re contentos, lo celebramos.

-Desde el principio se caracterizaron por lo visual, Santiago Motorizado y vos además dibujan. ¿Qué valor agregado les da acoplar ambas artes?
-Es increíble que todo se haya unificado. Con Santiago desde muy chicos compartimos cosas, y siempre estuvo esa cuestión de paisaje visual en la música. Como yo estudié plástica, hay cosas de estéticas de sonido que siento que tienen que ver con la construcción desde lo visual. Las texturas sonoras y usar a los instrumentos como algo más son cosas que se dan naturalmente, y por suerte nos dan mucha frescura.

-¿Después de estos shows en Vorterix qué tienen pensado hacer?
-Quedaron algunas canciones que vamos a editar, por ahí como Lados B. Hay temas grabados, masterizados y listos, que no los incluimos porque era muy largo para vinilo, ya que no podía exceder los 42 minutos. De lo contrario, terminaba siendo un vinilo doble, y ya era muy ambicioso. 

*Jueves 5, viernes 6, sábado 7 y miércoles 11 en el Teatro Vorterix, Avenida Federico Lacroze 3455.

 

 

TODAS LAS FOTOS