Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Tanto por decir

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Beto Landoni

04 de Septiembre, 2016

Tanto por decir

En un nuevo aniversario de su muerte, el recuerdo de Gustavo Cerati sigue latiendo muy fuerte en el corazón de todo un continente.

Hace dos años, el rumor empezaba a hacerse cada vez más fuerte y algunos medios aún no se animaban a dar la noticia, hasta que el balde de agua fría cayó y con él un sin fin de recuerdos para todos los esperaban que, algún día, Gustavo Cerati despertara de su sueño profundo. Hacía ya cuatro años que un ACV lo había dejado en coma, luego de su último show en Caracas, Venezuela, en medio de la gira del disco "Fuerza Natural". Durante todo ese tiempo, la esperanza de que despertara estuvo latente, aun sabiendo que probablemente no fuera el mismo Cerati de antes.

Unas horas más tarde de que se conociera la triste noticia, anunciaron que el último adiós se iba a dar en la Legislatura Porteña. Ahí fueron llegando cabizbajos, con flores, guitarras y banderas, los fans que tantas veces había hecho sonreír. Algunos no tenían consuelo, otros improvisaron un fogón para calmar el dolor con canciones y así fueron pasando uno por uno.

Luego de algunas horas, la lluvia amenazaba pero no frenó a nadie. Ya lo había dicho el eterno Flaco Spinetta: “la lluvia borra la maldad y lava todas las heridas de tu alma”. El eco, incluso, se sintió en todo Latinoamérica, donde la huella de Soda Stereo y de su etapa solista estaba fuertemente marcada.
Todo el mundo, a su manera, le rindió su homenaje. La música de Gustavo marcó a generaciones y lo seguirá haciendo; formando parte de la vida de muchas personas que se inundan de recuerdos con sólo entonar algún tema de su autoría.

A lo largo de estos dos años hubo muchos homenajes. Quizás el más recordado fue el que se realizó en el Planetario con la banda que lo acompañó en ese último recital en Caracas. El primer tema en sonar (de manera instrumental) fue “Fuerza Natural”. Los corazones ardían y buscaban que apareciera esa mágica voz. Algunos soltaron lágrimas, otros entonaron tímidamente la canción. Hubo que sacudir las más sólidas tristezas para poder decirle adiós y agradecer.

Quizás, sea muy trillado decir que Cerati vive a través de sus canciones, pero la realidad indica que es así. Está en todas y cada una de ellas: cuando suena un tema en la radio, cuando alguien pone un disco, cuando un pibe de 15 años lo incluye en el repertorio de su banda nueva. Siempre va a estar ahí, eterno, más vivo que nunca.


Hoy, solo queda decir "Gracias por venir, Gustavo".

TODAS LAS FOTOS