Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

El amor, los siete pécados capitales y los Ramones

Cronista: Ariel Andreoli | Fotos: Anabella Reggiani

19 de Abril, 2017

El amor, los siete pécados capitales y los Ramones

¿Alguna vez te pusiste a relacionar a los monchos de campera de cuero y jeans clásicos ajustados que interpretraban canciones súper aceleradas con los siete pécados capitales? Mientras muchas religiones celebraron la resurección de su mesías en esta Pascua, nosotros queremos recordar el paso a la eternidad de Jeffrey Ross Hyman, un tal Joey Ramone.

Lujuria

"She‘s a Sensation" (Pleasant Dreams, 1981)

Imposible no pensar esta canción de forma lujuriosa. Una de las canciones más conocidas de los Ramones (con esa introducción de viola distorsionada y de un bajo que no para de crujir), tiene una declaración de amor y de fidelidad en estado puro, pero dejando en claro que a esa chica que es una sensación, Joey la quiere comer y hacerla suya.

Pereza

"I Wanna Be Your Boyfriend" (Ramones, 1976)

La pereza en ésta canción, juega un rol fundamental: tanto la composición sonora como su letra son simples y sin muchos arreglos. Pero, ¿a quién le importa? Si Iggy Pop junto a los Stooges querían mostrar la parte más “sucia” del amor deseando ser un perro, los monchos se la jugaron por el romanticismo y la inocencia con un mensaje directo y conciso: “Yo quiero ser tu novio”. Clásico imperdible de ese disco debut parte cráneos.

Gula

"I’m Affected" (End of The Century, 1980)

La gula brota como una necesidad cada vez que suena éste tema. En lo musical, el sonido del bajo de Dee Dee te va llevando hasta la canción, que tiene un sonido salvaje que te come cada una de las neuronas. En la parte lírica, ese exceso por aquella mujer que el frontman oriundo de Queens cuenta, lo pone en un estado autodestructivo. Ese estribillo desgarrador repitiendo una y otra vez “I‘m affected” la convierte en una clásico de amor ramonero.

Ira

"7-11" (Pleasant Dreams, 1981)

Una historia de amor hermosa y trágica a la vez. La voz de Joey va contando cada estado del enamoramiento que todos alguna vez idealizamos: una fecha perfecta, las primeras salidas y las cosas en común. Pero la ira, la decepción y la muerte lo invaden cuando un auto atropella a la chica que siempre soñó. El desamor de un corazón roto a pura distorsión Punk pero con ritmo de balada de los 60’s. Bastaría saber si habrá sido un auto realmente o se refería a un compañero de banda pero en una forma literaria quien le rompió el corazón. Quizás, otra canción de este informe esté relacionada…

Envidia

"The KKK Took My Baby Away" (Pleasant Dreams, 1981)

Si habría que buscar un sinónimo para ésta canción sería "Bizarre Love Triangle", de New Order. La historia es conocida: el triángulo de amor bizarro lo componían Joey, Johnny y Linda Danielle. Ésta última fue el gran amor y fuente de inspiración del cantante Ramone, quien se vio arrebatado de forma sentimental por el guitarrista Moncho que le “robó” su novia. Además, un tiempo después Johnny se casaría con Linda. Esa envidia que Joey sintió por la traición que su compañero de grupo le propagó, sumado a las diferencias ideológicas que ambos mantenían (el cantante era liberal con ciertos aires de izquierda, y Johnny, conservador y republicano), hicieron que naciera la letra de ésta canción. Cuando lo denomina como de “The KKK” (la organización de extrema derecha Ku Klux Klan), Jeffrey habla en forma exagerada sobre los ideales que su compañero de banda tenía, pero dejando en claro de quién estaba hablando. Esta pelea entre ambos los llevo a estar 18 años sin hablarse (sí, mantuvieron la banda pero no se dirigían la palabra). Tal es así que cuenta la leyenda, luego de la muerte de Joey, Johnny cayó en una inmensa depresión debido a la culpa que sentía por la mala relación que habían tenido los últimos años. Eso, sumado a un cáncer de próstata letal, hizo que el guitarrista fundador falleciera el 16 de septiembre de 2004. La canción, más allá de la oscuridad que tiene su historia, se convertiría en un clásico de la banda gracias al punteo, los cortes de la batería, sus aires “surf” y ese estribillo súper pegajoso.

Avaricia

"She Belongs To Me" (Animal Boy, 1986)

El título ya es provocador: “Ella me pertenece”. Existe cierta avaricia sentimental, unos celos latentes que dicen “esta chica es mía y de nadie más”. La canción es una balada ganchera y divertida con un sonido bien ochentoso, pero con una letra que la contrasta en cada estrofa. Escrita por Dee Dee Ramone (sí, el mismo que estuvo en pareja con la argentina Bárbara Zampini y pilar fundamental del sonido Ramone auténtico), el tema habla de alguien que le quiere robar a su chica, y quién mejor que Joey para interpretar un tema así. El estribillo lo dice todo: “Don‘t tell me how to love my baby… She belongs to me!”. Sí. No le digas cómo amar a su chica, claramente le pertenece.



Soberbia

"Bye, Bye Baby" (Halfway To Sanity, 1987)

En los finales de cada historia de amor, existe cierta soberbia para llegar a un corte definitivo. Otra balada Ramone de mediados de los ’80, de un disco que no es de los más recordados por los fanáticos. Sin embargo, tiene de las mejores canciones de despedida que se pueden escuchar. La viola de Johnny hace un punteo inolvidable a lo largo de la canción, y Joey interpreta la letra con una voz cargada de melancolía y dejando en claro que si bien todo terminó, se divirtió mucho y pasó muy buenos momentos junto a esa persona. ¡Ah! Por supuesto, siempre va a sentir amor por ella, porque el cuerpo tiene memoria.

Bonus Track:

"Baby, I Love You" (Cover de The Ronettes, incluido en End of The Century, 1980)

Este cover es una esas canciones que suenan una vez y nunca más la vas a olvidar. El tema fue producido por Phil Spector, como así también la versión original y el disco End of The Century. Si bien para los fans de la primera época no fue un disco tan aceptado, el coquetear con la canción “Pop” a los Ramones, le sentaban muy bien. La declaración de amor y el acompañamiento de las cuerdas en la melodía la convierten en una canción, que en tu noche perfecta, nunca te puede faltar.

TODAS LAS FOTOS