Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Cinco canciones stones políticamente incorrectas

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Redaccion El Bondi

20 de Abril, 2017

Cinco canciones stones políticamente incorrectas

Desde finales de la década de 1960 hasta comienzos del siglo XXI, un recorrido por las canciones en que The Rolling Stones retrató la realidad política de su tiempo y fijó postura a través de su música.

Nada complacientes. Ni en su actitud, su música o en sus letras. Desde el comienzo de su carrera, The Rolling Stones se comprometió con el tiempo que le tocó vivir, y los músicos encontraron inspiración en los procesos y hechos históricos de un mundo al que, a su vez, influenciaban con su imagen y su trabajo artístico. Fueron provocadores y soportaron la censura en diversas partes del mundo, con la certeza de que a larga serían triunfadores. Y vaya que lo fueron; desde la segunda mitad de los 60 -una época en la que la revolución a escala global parecía posible-, hasta la política exterior de Estados Unidos luego de la Guerra Fría, REVISTA EL BONDI ofrece un repaso por algunas de las composiciones en las que Sus Majestades Satánicas se involucraron directamente en cuestiones políticas en sus más de cinco décadas de existencia.

Street Fighting Man (Beggars Banquet, 1968). Lanzado el 31 de agosto, este clásico de los Stones es la consecuencia natural de uno de los años más convulsionados políticamente en los ‘60, tanto en Europa como en América. “Ha llegado el verano y es el tiempo ideal para peleas callejeras, chico”, propone Mick Jagger en el comienzo de la canción. El cantante participó el domingo 17 de marzo de 1968 de una gran manifestación en Londres por la paz, que formaba parte de las protestas en todo el mundo contra la guerra de Vietnam. Como muchos artistas, Jagger estaba horrorizado por la guerra y así lo manifestaba desde años atrás. “Era una época muy dura y muy violenta. La guerra de Vietnam, la violencia en las calles, los incendios y los robos. Y la de Vietnam no era una guerra en sentido convencional como las que conocíamos. Era una guerra realmente asquerosa, y a la gente no le gustaba. La gente estaba en contra y no quería luchar. La gente que estaba allí no estaba haciendo lo correcto. En aquel momento, lo que nosotros hacíamos tenía que influir en ello”, declaró tiempo después Mick. “Es el momento ideal para una revolución de palacio / he dicho que mi nombre es disturbio, chillaré y gritaré / mataré al rey, insultaré a todos sus criados” son versos que retratan una época, pero por otro lado el vocalista cuestiona su propio rol en un contexto de movilizaciones y violencia: “¿Pero qué puede hacer un chico aparte de cantar en una banda de rock and roll?” / “En la soporífera Londres no hay lugar para un luchador callejero.” Apenas unos días después de que la policía de Chicago moliera a palos a inocentes manifestantes en la convención del partido demócrata en Estados Unidos, “Street Fighting Man” fue denunciada como una incitación a la violencia y prohibida en todas las emisoras de radio del área de Chicago, y en muchas otras de todo el continente. Al respecto, el cantante declaraba a un diario en Londres el 4 de septiembre de 1968: “Estoy muy satisfecho de escuchar que han censurado la canción, porque ya se encuentra disponible en las tiendas. La última vez que vetaron uno de nuestros discos en Estados Unidos vendimos un millón.” Por su parte, Keith Richards sentenciaba: “Es una canción con contenido político: no era que fuese a cambiar el mundo, pero estaba muy influenciada por lo que estaba pasando. Era un tema comprometido con su tiempo.”



Sweet Black Angel (Exile on Main Street, 1972).
Lanzada en abril de 1972, la canción fue la cara “B” de un clásico de la banda, “Tumblice Dice”, y en la publicación del single aparece simplemente como “Black Angel”. El tema es un homenaje a la activista política y filósofa estadounidense Ángela Davis, que en 1968 se afilió al Partido Comunista en su país y mantuvo vínculos con las Panteras Negras. “No es cantante / No es una estrella / Pero habla tan lindo y se mueve muy rápido / Pero la chica está en peligro / Está encadenada / Pero jamás se da por vencida (…) / Es un dulce ángel negro / No es una esclava negra.” Davis participó de las campañas para mejorar las condiciones de las cárceles en Estados Unidos. Acusada de introducir un arma de contrabando en la prisión de San Quintín (California), la activista se dio a la fuga y a partir de allí el FBI la consideró una de las “criminales más buscadas”. Fue detenida dos meses después en un hotel en Nueva York. “Ahora va a ser juzgada / Sin ningún miramiento / Está en peligro, está encadenada / Pero no se da por vencida / ¿Harías lo mismo? / No es un maestro con armas / Ni una profesora simpatizante de rojos / ¿Nadie la va a liberar? / Libera a la dulce esclava negra”, suplican Jagger y Richards en el final de la canción. El 4 de junio de 1972, los Stones tocaron en el Coliseum de Seattle. Ese mismo día, en California, Davis fue declarada inocente de los cargos patentemente fraudulentos. “¿Quién ha salido libre hoy?”, preguntó Jagger a su público del Coliseum. “Angela Davis ha salido libre. ¡De puta madre…!.”
 



Undercover of the night (Undercover of the night, 1983)
. La canción fue editada como parte del disco homónimo en noviembre de 1983, con referencias a la ‘guerra sucia’ en El Salvador, la revuelta de los ‘contras’ en Nicaragua (tras el triunfo de la revolución sandinista en 1979) y la situación de los desaparecidos en América latina: “La lengua de la oposición se corta en dos / mantente alejado de las calles porque estás en peligro / cien mil desaparecidos / perdidos en las cárceles de Sudamérica.” En el videoclip, Mick Jagger representa al mismo tiempo a un detective privado y a un hombre secuestrado en la noche por una banda encabezada por Keith Richards. En su libro “Los viejos dioses nunca mueren” (Ma Non Troppo, 2002), el biógrafo Stephen Davis señala que “El formato de historieta del videoclip, grabado en México, era influencia de ‘Thriller’ de Michael Jackson, pero contenía ideas importantes sobre la policía del sexo, las milicias raciales y otros agentes de control social.” La cadena estadounidense MTV, nacida en 1981, emitió el violento nuevo video de los Stones, pero la televisión británica lo prohibió. Mick Jagger protestó: “Sólo comenta la canción, y es una canción sobre la represión y la violencia. No tratamos de hacer atractiva la violencia. Intentamos decir algo con criterio.” En un hecho que representó todo un guiño al público argentino y su pasado reciente, la banda incluyó “Undercover of the night” en la lista de temas de su histórico primer show en el país, el 9 de febrero de 1995.

Highwire (Flashpoint, 1991). Grabada en estudio en enero de 1991, la canción formó parte de uno de los registros en vivo más famosos de la discografía de los Rolling Stones: Flashpoint. Con las hostilidades a punto de estallar en los estados del Golfo Pérsico como consecuencia de la invasión iraquí a Kuwait, en Londres los Stones interrumpieron el trabajo con sus cintas en directo de la gira Steel Wheels / Urban Jungle World Tour para grabar un nuevo sencillo temático. La letra de Jagger se refería a la política internacional del petróleo y el tráfico de armas: “Nos pueden pagar con crudo”. Se trataba de una canción antiguerra que sin embargo expresaba compasión por los pilotos que practicaban los bombardeos sobre Bagdad, que empezaron el 16 de enero, el día que los Stones grabaron la canción: “El envío de los hombres hasta la línea del frente / La esperanza de que no agarren el fuego del infierno / Con armas de fuego calientes y noches frías.” Editada el día que terminó la Guerra del Golfo, en febrero, “Highwire” provocó solicitudes de los conservadores en el Parlamento para que se prohibiera en las emisoras de radio de la BBC. Puertas adentro del grupo, la grabación terminaría siendo histórica, ya que se trató de las últimas sesiones de Bill Wyman como miembro de los Stones. Posteriormente, se rehusó a aparecer en el video de promoción.

“Sweet Neo Con” (A Bigger Bang, 2006). Tras la reelección de George W. Bush como presidente de Estados Unidos a fines de 2004, y luego de un primer mandato que incluyó la intervención en Afganistán en 2001 y la invasión a Irak en 2003, los Stones se despacharon en su último disco de composiciones originales hasta el momento con “Dulce Neo Conservador”. La canción apunta al centro de gravedad del american way of life: “Te llamás a vos mismo cristiano / Creo que eres un hipócrita / Dices que eres un patriota / Creo que eres una mierda” y se vuelve crítica de ciertos aspectos del sistema democrático: “Es la libertad para todos / La democracia es nuestro estilo / A menos que esté en contra de nosotros / Entonces, es prisión sin juicio.” Incluso se vuelve irónica al referirse a la compañía petrolera Halliburton, comandada por el vicepresidente de Bush, Dick Cheney: “Una cosa es cierta / la vida es buena en Halliburton / Si usted es realmente tan astuto / Usted debe invertir en Brown and Root.” En declaraciones a la cadena CNN, Mick Jagger declaró que no se trataba de un ataque al presidente de aquél entonces, sino que la canción era el resultado de las discusiones que había mantenido con amigos republicanos sobre cuestiones como la guerra de Irak y otros temas controvertidos de la administración Bush. Por su parte, Keith Richards dijo al periódico USA Today: “Tenía dudas sobre el tema porque pensé que iba a restarle importancia al resto del álbum e iba a ser vista como publicidad barata. No la necesitamos. Pero le dije a Mick que si realmente sentía que quería decir eso, yo lo apoyaba de todos modos.”

TODAS LAS FOTOS