Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

Rockeros vs. periodistas - Vol. 1

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Sergio Visciglia

31 de Julio, 2017

Rockeros vs. periodistas - Vol. 1

A partir de un escándalo entre Michael Jackson y la prensa británica, nos adentramos en diferentes momentos en los que periodistas y rockeros argentinos tuvieron encontronazos para el recuerdo. Y fueron tantos que, esto, recién empieza...

Se terminaba el mes de julio de 1992, Michael Jackson volvía a la cresta de la ola gracias a su Dangerous y “Black or white” explotaba los rankings con aquel video en el que el rey del pop se mostraba blanco. El controvertido periódico británico The Daily Mirror publicó un artículo acerca de fotos recientes del artista, destacando que le habían dejado la cara como Scarface a raíz de las infinitas cirugías plásticas. Michael los demandó, generando un gran revuelo que luego terminó resolviéndose sin llegar a juicio.

Veinticinco años después, nos agarramos de semejante anécdota para adentrarnos en algunas controversias que tuvieron como protagonistas a músicos y periodistas en nuestro país, pero que no se resolvieron con demandas sino que quedaron como simples anécdotas con idas y vueltas, algún que otro exabrupto y hasta canciones con dedicatorias.

5-LOS HIPÓCRITAS NOS HABLAN DE MORAL

El viernes 19 de agosto de 1994, el grupo de rock Las Pelotas salió en la primera plana de todos los medios masivos, y fue objeto de comentarios en los noticieros televisivos, incluso también en los programas amarillistas. Germán Daffunchio (guitarra) y Alejandro Sokol (voz) habían sido condenados por tenencia de drogas (se les encontró un gramo de cocaína) y su caso fue el primero en el país en el cual se utilizó la probation. Los músicos fueron conminados a brindar cuatro shows a beneficio antes de septiembre de 1995 y la carga mediática fue muy fuerte.

Ese día, el hecho llegó a la televisión en horario central, más precisamente a Telenoche. Mónica y César, por entonces conductores del noticiero, hicieron un paso de humor antes de presentar la nota: "¿Qué son Las Pelotas?", "no sé... un deporte", "no, un grupo de rock que fue condenado a dar cuatro recitales a beneficio por tenencia de estupefacientes".

En una nota brindada al Sí! de Clarín, el 23 de septiembre de 1994, el guitarrista hizo su descargo: “No nos metimos con nadie y todo el mundo se metió con nosotros. Nos hicieron cargo de cosas de las que todo el mundo sabe que nuestra sociedad está hasta el techo”. Y agregaba: “pedimos discreción y no la hubo. Nadie reparó en que, detrás de la gran noticia, había tipos con hijos y vecinos. Al otro día, a las seis de la mañana, tenía a Mauro Viale en el teléfono gritándome: "Tenés que venir al canal a defenderte porque te van a destrozar". Llegaron a ofrecerme plata para que hiciéramos notas. Nosotros no le debemos explicaciones a nadie, excepto a nuestras familias (…) Tipos golpeando la puerta de la casa de mi vieja en Hurlingham... Una locura... ”.

Años más tarde, Daffunchio sentenció: “Lo que queremos decir al respecto ya está en las canciones”. Y así fue, y se notó claramente en la letra de “Grasa de chancho”, escrita luego del incidente: “Un buitre de anchas alas gira alrededor de la esperanza/entre el honor y la virtud los hipócritas nos hablan de moral/Castigo a los culpables dicen los carteles en la puerta/nos habla un sacerdote, cuánto tiempo queda, cuánto valés vos”.

En agosto de 2009, en una nota con el por entonces blog Al Borde del tiempo, Daffunchio contó más sobre la relación de las bandas con la prensa: “Cuando apareció la aplanadora del rock nosotros éramos el rulemán de carrito. Hay muchos periodistas a los que les he contestado con canciones (“rascando espaldas lograras escalar” de “Viejas rameras” de Todo por un polvo, 1999). Esa fue a un periodista que si lo hubiese encontrado le rompía la cara a piñas. ¿Bajo qué punto, vos, me estas juzgando? Pueden decir que el disco suena como el orto… pero sabés lo que me costó hacerlo. Es cierto, suena como el orto, pero yo quería hacer música y ¿sabés todo lo que me costó, la cantidad de días que mis compañeros estuvieron sin ver a sus hijos, a su mujer? ¿Eso a quien carajo le importa? A nadie”.

4-"¿ME COBRASTE $500 PARA TRES MINUTOS?"

Corría el año 2000 y Flema se presentaba en el programa Rock Al Frente -en MuchMusic- para agitar sus futuras fechas. Durante la emisión del ciclo, Gustavo Olmedo se jactaba de ser un amigo de la banda pero promediando el final llegaron las perlitas. En principio, Ricky Espinosa llevó a su remisero y lo puso al lado del conductor, quien cayó en la trampa haciéndole una pregunta creyendo que era parte de la banda y desnudando no tener idea de quiénes eran los integrantes. Y al final llegó lo mejor, cuando da por terminada la nota y el cantante se queja: “¿Ya terminó? ¿Me cobraste quinientos pesos para tres minutos?”, dejando en evidencia algo que continua en la actualidad. Sí, hay medios que piden dinero a las bandas para realizar las notas.

3-ROCKEROS, PERIODISTAS Y ¿FACHOS?

En agosto del año 2006, Luis Alberto Spinetta habló con la prensa mendocina, promocionando el lanzamiento de su flamante disco PAN. En aquel entonces, la charla giró alrededor de los detalles del álbum, aunque El Flaco también se hizo tiempo para hablar del músico/periodista/conductor Roberto Pettinato.

Todo nació en mayo de ese mismo año cuando, la hoy desaparecida revista La Mano (dirigida por Petti), publicó una edición especial sobre la trayectoria del autor de “Muchacha ojos de papel”. Pero al parecer a Spinetta no le gustó mucho la movida en la cual se hablaba de su historia musical. “Lo de la revista La Mano fue horrible. Es un vudú de prensa, con fotos sacadas de sesiones viejas, como la de la tapa. Es como un boicot, a pesar de todos los halagos. Cuando yo no esté en este mundo hagan de mí lo que quieran pero mientras yo esté aquí, no me rompan las bolas”

Sin embargo, y a pesar de que había dejado clara su opinión respecto al especial realizado por la publicación, El Flaco fue más allá y personalizó la cuestión cuando se refirió al ex Sumo y a otro periodista, al cual no identificó: “Pettinato es muy grosero; en sus programas, en sus ideologías, lo demuestra. Pone escritos de un tipo que se hace pasar por izquierdista cuando es un tremendo fascista; lo hace hablar en contra mío. Pettinato es del mismo palo, un fascista. En un momento lo quería pero ahora, después de ver lo que hace en TV, me parece un farabute.”

Unos días más tarde de la conferencia, más precisamente el 19 del mismo mes, Eduardo Fabregat publica en Página 12 una nota titulada “Sobre fascistas y enemigos”, refiriéndose claramente a lo sucedido en dicha conferencia, haciendo hincapié en la catalogación que realizó Spinetta sobre Pettinato. La nota comenzaba así: “Hace algunos años, un famoso músico argentino, rocker de primera línea, dejó caer un concepto que quedó fuera de la entrevista publicada por este diario. “En el rock argentino, Charly García es la izquierda”, arrancó. “Y Spinetta es la derecha. Un facho.”.

Por su parte, Pettinato solo se remitió a contestarle un poco al flaco en la editorial de La Mano de septiembre de ese mismo año, criticando el ego de este.

2-"¡POR FAVOR!"

El humor de Pappo siempre fue impredecible. Y si no pregúntele a Marcelo Mingochea, conductor por aquel entonces del canal MuchMusic . En un momento determinado, al Carpo se le zafó un tornillo y se hizo el ofendido, a partir de un chiste que hizo el periodista por algo que el mismo músico había empezado.

1-LOS REDONDOS: TODO UN TEMA

Una de las bandas que más idas y vueltas tuvo con la prensa fue sin dudas Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Carlos Polimeni era uno de los que más escribía sobre ellos y en los ´80 realizó buenas críticas acerca de sus shows, e incluso afirmó haber compartido asados con el grupo. Sin embargo, la relación se fue deteriorando, y en una nota publicada el 30 de noviembre del año de 1989, en el diario Sur, titulada “El silencio es salud” la disputa entre ambas partes tomo más fuerza y también estado público.

En el artículo, el periodista acusaba a Los Redondos de contradecirse, recordando que siempre habían jurado no tocar en Obras y que ahora harían su debut en el microestadio de Nuñez: "…el sabado y domingo los Redondos tocarán en Obras y nada habrá pasado. Hace tiempo que deberían haberlo hecho, ahorrándole a su público las malas condiciones de seguridad de incontables sitios en que se desempeñaron en homenaje a su supuesta coherencia".

La respuesta del Indio Solari no se hizo esperar, y en el show del sábado 2 de diciembre el cantante, como introducción al tercer tema dijo al respecto: “...para un periodista yuppie, genuflexo y advenedizo... Carlitos de Sur, me cago en tu puta boca.".

¿Qué había dicho Indio, previamente, para que reciba esa acusación de Polimeni? En una nota a la Revista Rock & Pop del mismo año el cantante declaró: "…Obras es el lugar institucionalizado del rock, los tipos tienen su funcionamiento, que se da de patadas con uno. Ellos son los dueños y vos el número que esa noche va a hacer su gracia. La seguridad la manejan ellos, y la guita la pasás a buscar otro día y no tenés a tu gente supervisando todo. Y una producción independiente como la nuestra depende exclusivamente de que nadie se coma la guita de la banda, porque seguir tocando y grabando discos depende del hecho de que no haya un tipo que esté derivando ese dinero para su interés personal (...) Cuando vos escuchás a los Redonditos, todo lo que está ahí es auténtico producto Redondito. No hay nada que se ponga en el medio, entre nosotros y el público".

El 20 de noviembre de 1993 en el estadio de Huracán, antes de tocar “Es hora de levantarse querido”, el Indio volvió a la vieja pelea: “Este tema personalmente quiero dedicárselo a un gran perejil que sigue jodiendo desde Página 12 y ya macaneó durante bastante tiempo. Ahora pretende que un tipo como yo, que la única gimnasia que ha hecho es destapar botellas –no me jacto de ello- haya sido profesor de gimnasia en el Colegio Militar. ¡Carlitos no jodás, ya tenés un lugar en el cielo de los nabos!”.

En el año 2002, en un seminario en la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (meses antes de cambiar de enemigo suplantando a Los Redondos por ¡Cris Morena!, y de pasarse unas temporaditas como panelista de varios programas de TV de dudosa reputación), Carlos Polimeni respondió a una pregunta acerca de su relación con Los Redondos, parafraseando a Badía cuando Sting habló de las drogas en su programa y el conductor dijo “La droga: todo un tema”. Por aquel entonces, Polimeni sólo atinó a decir: “Los Redondos: todo un tema”.

TODAS LAS FOTOS