Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en
Banner

El bueno, el malo y el éxito: 30 años de Bad, de Michael Jackson

Cronista: Fernando Villarroel | Fotos: Fernando Canales

31 de Agosto, 2017

El bueno, el malo y el éxito: 30 años de Bad, de Michael Jackson

A tres décadas del álbum responsable de suceder a Thriller, una radiografía del disco que terminó de consolidar la carrera solista del, aún, indiscutido del "Rey del Pop".

Si de discos inoxidables se trata, éste es uno de ellos; y si de artistas icónicos se habla, él posiblemente sea uno de los integrantes del podio. Bad, el séptimo disco solista de Michael Jackson, cumple 30 años desde su lanzamiento y, al día de hoy, captura un sonido con una vigencia realmente envidiable. El material que contó con la co-producción de Quincy Jones, tuvo la difícil tarea de suceder cronológicamente al multipremiado Thriller (1982) y escondió, además, los temores y la avidez de gloria del ex Jackson Five.

Para hablar de álbumes realmente trascendentes en la cultura pop mundial, siempre es bueno repasar el contexto en el cuál se gestó y fue lanzado: en 1987, Ronald Reagan era el presidente norteamericano y todavía no sabía que iba enfrentarse a la caída estrepitosa de Wall Street un mes más tarde; musicalmente hablando, Def Leppard había lanzado Hysteria y coqueteaba con el éxito; Guns ‘n’ Roses estaba hambriento de triunfo y presentaba su debut, Appetitte for destruction; y Madonna, la futura "Reina del pop", sacudía a la audiencia con Who’s that girl? por partida doble -película y sencillo musical.

Michael debía presentar a la audiencia un material que irrumpiera en la escena con la misma contundencia con la que su antecesor. El desafío era realmente grande y relataron que el compositor vivió el proceso de grabación con un stress galopante.

En este trabajo se puede apreciar la fusión de sonidos R&B, pop y funk al sólido espíritu dance. Bad cuenta con tracks inolvidables, como el bailable "The way you make me feel" y la efectista balada "I just cant loving you", cantada a dúo con la artista Siedah Garreth. Además, está el tema que títula al disco, de una marcado tendencia Thriller. Sin embargo, dentro del mismo universo también se encontraban canciones como "Another part of me", que mostraba a Michael cada vez más comprometido con la política mundial y el medio ambiente; o "Smooth criminal", que aunque posee un menor nivel compositivo, exhibe una gran cadencia dancefloor.

Entre las curiosidades de la placa, se encuentra el hecho de que, en pleno auge del imperio Mtv, los videos y el estilo no serían un detalle que el menor de los J5 dejaría librado al azar. De hecho, el clip de "Bad" fue dirigido por el aclamado Martin Scorcesse, el cual creó una pieza de 18 minutos que rotó por cuanto televisor hubiera con un éxito arrollador. El otro corto que quedó inmortalizado por el "Rey del pop" fue el ya mencionado "Smooth...", el cual mostró en primerísimos primeros planos las habilidades motrices del cantante y compositor.

Michael Jackson y Bad se pueden erigir, ambos, como puntos altos en lo que hace a la cultura moderna. Que sean uno parte del otro y que se correspondan mutuamente no logra más que configurar la figura de Michael como la una de estrella del mundo de la música a la que, probablemente, ningún otro artista pueda alcanzar ni repetir.

TODAS LAS FOTOS